Mis autocreencias negativas básicas






Domingo, 08 de febrero de 2009



Felizmente he finalizado el trabajo del documento 4, ha sido un libro muy interesante, pues me ha permitido estudiar la AMS de manera práctica a través de la labor profesional del doctor Nicolosi, estaré presto a emplear este conocimiento en mis propias investigaciones sobre la AMS.


Poco a poco he logrado estabilizarme de aquella crisis que me generó la visita al dentista, he tenido momentos difíciles... es normal que eso pase, seguiré estudiando la manera de confrontar estas situaciones y superar los miedos inherentes; pronto tendré que volver al dentista y exponerme a otras situaciones de tipo médico.

Por lo pronto he de continuar investigando sobre cómo vencer mi miedo a la no existencia y a las enfermedades terminales, es algo muy difícil, aunque estoy seguro que ha de existir un camino... sí, ¡efectivamente todo problema tiene una solución!


Estoy trabajando mi obsesión sexual con más propiedad, por ejemplo, me estoy adentrando en los ambientes activadores de esos deseos, aprovechando los momentos en que no tengo obsesiones de alto nivel, el objetivo es exponerme para perder el miedo y dar origen a nuevos engramas cerebrales. 

De manera que estoy procurando estar cerca de grupos de adolescentes, permanecer ligero de ropa en compañía de amigos semidesnudos, pasear por la pileta y acompañar a hombres en ropa interior.


Los resultados hasta el momento han sido favorables, el deseo homosexual disminuye a medida que me expongo, usualmente dichas situaciones reviven todas las imágenes de los vídeos pornográficos y generan el deseo, más ya no me controla la excitación, y la situación se está tornando familiar; mi objetivo principal en todo momento es hacer virar el deseo sexual hacia un sentimiento de alegría y nobleza, y eso se consigue poco a poco haciéndome consciente de la realidad y mis verdaderos sentimientos respecto a esas personas.

Estas obsesiones sexuales son tratadas de la misma manera que abordo las obsesiones de alto nivel, les permito que estén ahí, sin forzarlas, sin luchar contra ellas, simplemente dejando que griten todo lo que quieran, al fin de cuentas, son falsos y distorsionados mensajes enviados por mi cerebro que no corresponden a la realidad objetiva. 

Trabajar indirectamente sobre ellas, permite que éstas se difuminen por si solas sin necesidad de esforzarme por lograr ese cometido, es luego de un rato que me doy cuenta que ya no están y que sólo se trataba de tonterías. No hay duda que aprender a resistirlas es la mejor forma de solucionar este problema.

Mi trabajo de exposición respecto a las situaciones desencadenantes de deseo sexuales también tiene la finalidad de entrenarme en la resolución de los conflictos afectivos de mi adolescencia.



Esta semana estuve evaluando mis autocreencias negativas básicas, según la escala de actitudes disfuncionales de Weissman. he aquí un breve resumen:


  • Ser criticado hace que la gente se sienta mal
Si uno tiene un elevado sentido de autoestima es completamente inmune a la crítica, yo he aprendido a dejarme ofender un poco sin sentirme ultrajado por ello, a exigir respeto asertivamente y a no poner corazas protectoras en mis relaciones sociales.


  • Es mejor que renuncie a mis propios intereses para agradar a otras personas
Para sentirme bien conmigo mismo y con los demás debo evitar la asunción de falsos roles, si algo no me gusta lo comunico de inmediato, jamás me ha gustado vivir para agradar a los demás, por ejemplo, jamás tomaría alcohol para que el grupo de amigos me acepte, ni tampoco hablaría sandeces de las mujeres para que los demás me vean como un igual.


  • Para ser feliz necesito que otras personas me aprueben y acepten
La felicidad está en mi mismo no en los demás, para ser feliz es innecesario que sea popular y que todo el mundo me venere y admire.


  • Si alguien importante para mi espera que yo haga algo determinado, debo hacerlo
No vivo para agradar a los demás, simplemente hago lo que quiero por convicción, no por obligación.


  • Mi valor como persona depende , en gran medida, de lo que los demás piensen de mi
¿a qué atribuyo mi valor personal? pues no soy valioso por tener cosas o hacer muchas otras, soy valioso por el sencillo y maravilloso hecho de existir y tener la capacidad de pensar. Los creyentes dirían que por el simple hecho de ser hijos de Dios.


  • No puedo ser feliz si no me ama alguien
Lo único que importa es que yo me ame, me quiera, y me acepte como soy. En la vida siempre hay personas que nos aman.


  • Si a otras personas no les gustas, serás menos feliz
No podemos obligar a los demás a que nos amen, ese es problema de ellos y no nuestro.


  • Si la gente a la que quiero me rechaza, es porque me estoy equivocando en algo
Antes pensaba que esto era cierto, pero volvemos a lo anterior; basamos nuestra vida en que los demás nos amen porque somos incapaces de amarnos a nosotros mismos y de esa manera nos hacemos dependientes de las opiniones y juicios de los demás.


  • Si una persona a la que amo, no me corresponde, es porque soy poco interesante
Esta falsa creencia siempre me tuvo atrapado, pero me di cuenta que nunca debo esperar demasiado de las personas, los seres humanos tenemos limitaciones y debilidades, y días difíciles en los cuales pueden mostrarse un poco indiferentes e incluso agresivos. La actitud negativa de los demás nunca debe ser causa para pensar que tenemos algo de inadecuado en nosotros o somos seres de poco valor.


  • El aislamiento social conduce a la infelicidad
Si uno se siente emocionalmente desconectado de los demás no hay duda que es así, pero si uno necesariamente tiene que vivir aislado por asuntos de trabajo o vocación no es cierto que se viva infeliz, la soledad también tiene un aspecto positivo.



  • Para considerarme una persona digna, debo destacar, al menos, en algún área importante de mi vida
Otra tontería que siempre creí. El éxito no está definido por logros materiales o profesionales, el éxito procede de saber vivir y contribuir con el bienestar de la humanidad, el éxito está condicionado al nivel de sabiduría personal, la vida plena y las formas externas del éxito están ligadas a esta realidad.


  • Debo ser útil, productivo o creativo, o la vida no tiene sentido
Este supuesto negativo aún no lo he modificado por completo, todavía me siento obligado a hacer muchas cosas de ese tipo, me da la impresión que si uno no aprovecha el tiempo al máximo termina siendo nada. La clave de modificación supongo que es vivir sin el sentimiento de obligación, con un amplio sentido de espontaneidad, sin estrés.


  • Las personas que tienen buenas ideas son mas dignas que quienes no las tienen
Esto es parte de mi pensamiento psicorígido, una de las principales bases del TOC, un problema más a tratar en las semanas venideras. La realidad es que todas las personas tienen el mismo valor, así algunas sean mejores que otras en distintos campos, cada persona tiene su carácter de unicidad.


  • No hacer las cosas tan bien como los demás significa ser inferior
Eso es mentira, soy consciente que hay personas que hacen ciertas cosas mejor que yo, pero yo también se hacer cosas mucho mejor que otros, aún así las personas no valen por lo que hacen sino por lo que son, y todos somos seres únicos. Esta verdad la veo claramente en mí pero me cuesta verla en los demás porque suelo ser muy exigente.


  • Si fallo en mi trabajo soy un fracasado
Tengo derecho a equivocarme, no pasa nada si fracaso alguna vez, o si cometo errores, los errores permiten un mejor aprendizaje. Nadie es perfecto.



  • Si no puedo hacer algo bien, es mejor que lo deje
Eso sería el equivalente a rendirme, y yo jamás me rindo.


  • Es vergonzoso exhibir las debilidades de uno
Es un hecho que no es conveniente mostrarse débil ante todo el mundo, pero con las personas de confianza, con los buenos amigos, con los prospectos de amigos, es importante no mostrarse invulnerable, hacer notar que se tienen cosas por mejorar y que no se es MISTER PERFECCIÓN.



  • Cualquier persona debería intentar ser la mejor en todo lo que hace
Es genial que uno siempre quiera ser el número 1, pero hay que tener presente que para igualar la experiencia de otras personas y una destacada trayectoria tiene que pasar mucho tiempo, no pasa nada si uno no es el mejor, lo importante es hacer las cosas bien y esforzarse.



  • Si cometo un error debo sentirme mal
Una verdadera estupidez propia del perfeccionismo, el mundo no se acaba si uno se equivoca, la vida ha de continuar.


  • Si no tengo metas elevadas es posible que acabe siendo un segundón
Esto aún lo tengo, pues para mi plantearme metas elevadas es lo que me mueve a luchar con fiereza, de todas maneras nunca me sentiría como un segundo si alguien me toma la delantera, al contrario, esa persona me puede enseñar mucho, y puedo vencerla después.



  • Si creo firmemente que creo algo, tengo razones para esperar conseguirlo
Esta si es la mayor de todas las estupideces, es esperar en soluciones milagrosas que nunca llegarán, nunca le he dado crédito a esos absurdos, yo sólo creo en mi poder personal.



  • Si encuentras obstáculos para conseguir lo que deseas, es seguro que te sentirás frustrado
Hace unos años creía firmemente en esto, más ahora creo que es necesario tener obstáculos y dificultades para ser una mejor persona, lograr un mayor carácter y desarrollar las habilidades. La vida sería muy aburrida sin problemas para resolver.


  • Si antepongo las necesidad de los demás a las mías, me ayudaran cuando necesite algo de ellos
Es como dar para esperar algo a cambio, es hacer cosas buenas por los demás interesadamente, esperando una recompensa, yo ya no soy así, ya no me guío por ese absurdo. Primero mis asuntos, luego los de los demás. No es egoísmo, es autorresponsabilidad.



  • Si soy un buen marido (o esposa), mi cónyuge debe amarme
Es otra tontería, quiere decir que esperas que los demás te amen obligatoriamente por hacer cosas buenas por ellos, nada que ver conmigo.



  • Si hago cosas agradables para los demás, ellos me respetarán y me tratarán tan bien como yo les trato
Aquí viene otra vez la tonta ley de "te doy algo bueno, pero espero que me correspondas", es vivir esperando demasiado de los demás, poner la felicidad propia en manos de otros, una verdadera tontería.



  • Debo asumir responsabilidades de cómo se comporta y siente la gente cercana a mí
Mi excesivo sentido de responsabilidad me llevó a ese nivel, y mi complejo de mesías lo magnificó. Cada quien vive su vida, yo me preocupo por vivir la mía, otro componente esencial de la estructura cognitiva del TOC.



  • Si critico a alguien por su forma de hacer algo y se enfada o se deprime, esto quiere decir que le he trastornado
Hay personas que son hipersensibles y se toman las críticas o las bromas muy a pecho, y sufren sin sentido a causa de esas nimiedades, yo soy muy cauto a la hora de expresarme respecto a los demás, pues no me gusta herir la susceptibilidad, pero, en confianza, me gusta hacer bromas.



  • Para ser una persona buena, valiosa, moral, tengo que tratar de ayudar a cualquiera que lo necesite
¡Oh, vaya creencia! es el supuesto que me condujo a la locura. Expresa mi viejo complejo de mesías, mi obsesión por ser el salvador de la humanidad. Se ayuda a quien se puede, es imposible ayudar a todas las personas, uno da lo mejor, la intención también cuenta.



  • Si un niño tiene dificultades emocionales o de comportamiento, esto significa que sus padres han fallado en algo importante
Antiguamente creía que eso era cierto, pero luego descubrí que son muchos los factores que intervienen en las patologías y problemas emocionales, y no sólo los padres.




  • Tengo que ser capaz de agradar a todo el mundo
Es imposible agradarle a todo el mundo, es ridículo soñar con la idea de que todas las personas nos aman.


  • No creo que sea capaz de controlar mis sentimientos si me ocurre algo malo
Tengo control emocional, mi inteligencia emocional se encuentra ampliamente desarrollada, vivir con el TOC me ha hecho muy poderoso.



  • No tiene sentido cambiar las emociones desagradables, puesto que son parte valida e inevitable de la vida diaria
Uno forja su destino, las emociones negativas también tienen una función positiva, las emociones negativas son inevitables, pero son manejables.



  • Mi estado de ánimo se debe, fundamentalmente, a factores que están fuera de mi control, tales como el pasado
No, mi estado de ánimo se debe a mis actuales pensamientos, y a mis decisiones. Los recuerdos negativos no tienen poder en el presente si uno les quita ese poder devastador. Vivir con una enfermedad como el TOC es ya otro asunto, esto escapa de la voluntad.



  • Mi felicidad depende, en gran medida, de lo que me suceda
No, eso es mentira, la felicidad es sólo una actitud mental, no depende de cosas hechas o por hacer, para ser feliz uno simplemente necesita abstenerse de dar opiniones negativas sobre el color de los hechos, no autocompadecerse y vivir libre de resentimientos.



  • La gente señalada con la marca del éxito (aprobación social, fama, riqueza..) está destinada a ser más feliz que aquellas personas que no presentan esas marcas
Se puede ser feliz en cualquier ambiente, y nadie está predestinado a ser exitoso o fracasado, nosotros controlamos nuestro propio destino, somos los amos y señores de nuestra vida.



Indudablemente mis autocreencias negativas latentes en esta lista son aquellas que tienen que ver con sentimientos de obligatoriedad, simetría mental, imperativos, rigidez... lo que es en sí el fundamento psicológico latente del TOC. 

Al cambiar y eliminar tantas reglas mentales ganaré sin duda mayor libertad y satisfacción existencial, es una meta que persigo y que lograré en breve, voy por pasos, gradualmente, con mucho optimismo y esperanza.



A continuación algunas claves globales de interpretación para las principales autocreencias negativas expuestas:



1-Aprobación:

La persona estará pendiente de obtener la aceptación de las otras personas, incluso rechazando sus deseos personales, y será muy sensible a las señales. 




2-Amor:

La persona se valorará en función del amor de otras personas. Esto le generará una extrema dependencia y una baja autoestima cuando crea no tenerlo o sea rechazada.




3-Ejecución:

La persona estará extremadamente pendiente de ser competente en sus tareas poniendo su valor en manos de los resultados conseguidos, expuesta a las situaciones que considere como fracasos y excesivamente centrada en el trabajo, olvidando otros aspectos de la vida como el ocio o la diversión.




4-Perfeccionismo:

La persona estará excesivamente pendiente de no cometer errores en sus actividades, se exigirá hacerlo todo sin falta, y ante la mínima desviación se valorará negativamente a si misma, de manera rígida, o a otros si no cumplen con sus normas. Su actitud general será de rigidez con poca flexibilidad ante los cambios de la vida.




5-Derecho sobre otros:

La persona creerá de manera egocéntrica (centrada en si misma) que tiene unos derechos que los otros deben de corresponder, olvidandose de los propios derechos y deseos de los demás que no tienen porqué coincidir con los personales. Será fácil presa de la ira.




6-Omnipotencia:

La persona se creerá excesivamente responsable de la conducta y los sentimientos de las otras personas con las que se relacionan, como si aquellas dependieran como "bebes" de ella. Se olvidará y hasta anulará las decisiones de los demás. No tendrá en cuenta que los demás son responsables de si mismos.



7-Autonomía:

La persona creerá que sus sentimientos son inmodificables o dependen de las situaciones que vive, por lo que estará a merced de ellos. No se dará cuenta de que esos sentimientos dependen en gran parte de su forma de interpretar los acontecimientos y de las decisiones de sus actos, y que por lo tanto puede llegar a controlarlos en gran parte. 


(Ruiz Sánchez, Juan José e Imbernón Gonzales, Juan José. Sentirse mejor: cómo afrontar los problemas personales con terapia cognitiva. ESMD-UBEDA, 1996)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II