Las obsesiones más complejas y algunas concepciones sobre la heterosexualidad




Martes, 16 de diciembre  de 2008



Finalmente estoy accediendo con propiedad a la conciencia consciente de mi cerebro, lo que me está permitiendo corroborar el gran poder personal que poseo, a medida que disminuye la posesión mental TOC de la que he sido víctima, mi juicio y conciencia de la realidad de mi mismo se despeja, los nubarrones se disipan y brilla la luz de la verdad.


Observando mi vida con detenimiento me doy cuenta ahora que tengo muchísimos motivos para sentirme muy orgulloso de mi mismo. En el pasado triunfé en muchas cosas a pesar de la enfermedad, siempre he sido alguien muy altruista y servicial, he conquistado heroicamente muchas virtudes y forjado una vida basada en la verdad y la armonía. 

En este momento estoy logrando cosas increíbles, superar el TOC es quizás el mayor triunfo que he logrado en todos estos años de existencia: la gran batalla contra mi mismo, la guerra cerebral en la que he participado y casi he vencido.


Todo lo que un día me quitó el TOC, siento que ahora lo voy a conseguir con creces, se muy bien por qué enfermé, también reconozco con alegría que aún el dolor más grande de la vida siempre deja algo positivo, y felizmente soy un hombre que sabe aprender mucho de sus errores y las vicisitudes. 

Me siento muy orgulloso de ser la persona que soy, de poseer tantos y tan maravillosos talentos, se que tengo muchos más, y se que una vez cese el tormento mental por completo, podré disponer de mis verdaderas fuerzas e inteligencia, hay mucho potencial en mi que ha dormido un largo, largo, largo tiempo. 

Mi mayor deseo es contribuir mucho más en la construcción de un mejor mundo para todos, pues si hay más felicidad en las personas cesarán necesariamente las guerras e injusticias que se ven por doquier.



Tengo el gusto de comunicarles que finalmente he logrado dominar en un 100% la técnica de los 4 pasos, es decir, el mecanismo clave para lograr soportar las obsesiones-compulsiones y conseguir que el desequilibrio bioquímico en el cerebro desaparezca para de esa forma lograr la recuperación completa y la curación total de la enfermedad. 

Este enorme logro eleva la probabilidad de superar el TOC en mucho menos tiempo. De todas maneras, sigo trabajando e investigando más, pues no quiero dejar cabos sueltos en lo que se refiere a erradicar por completo de mi vida este sufrimiento irracional.



En los últimos días he descubierto que tengo varias obsesiones-compulsiones que no había detectado antes, pues pensaba inocentemente que se trataba de algo normal, pero no es así, una de esas obsesiones es la tendencia a la autoreflexión constante que tiene que ver con un exceso de perfeccionismo y responsabilidad, y que trae como consecuencia el pensamiento compulsivo de retroalimentación evaluativa, es decir, pensar mucho si hice las cosas bien o de la manera más correcta, este es un típico ritual de rumiación mental. 

Este descubrimiento es transcendental, pues este tipo de obsesiones son las más complejas ya que no se experimentan como "anormales", pero son muy intrusivas, eso se siente a primera vista, estoy seguro que esta obsesión es del mismo nivel que la de "lavado-VIH", por lo tanto, aprender a resolverla eleva notablemente mi recuperación.



Este ha sido un año muy excitante, también muy difícil, estoy muy contento por mis progresos, he logrado un altísimo nivel de madurez emocional a pesar de tener esa enfermedad a mi lado, también he conseguido gigantescos avances en las relaciones sociales, mi autoestima ha crecido muchísimo y cada día que pasa es mayor el mejoramiento de mi autoimagen. 

También he adquirido grandes conocimientos en psicología, psiquiatría y neurología que me han permitido lograr con más propiedad mis objetivos y contribuir más eficazmente en el proceso de recuperación de las personas que han solicitado mi ayuda.



Mi vida está llena de muchos problemas, pero lo mejor de todo, es que tengo el grato placer de tener la oportunidad de trabajar en resolverlos; verdaderamente la vida sólo tiene sentido si hay de por medio muchos problemas por resolver y grandes anhelos por satisfacer.



El trabajo que realizo con los engramas mentales, más la aplicación de diversas técnicas de PNL, me está liberando de todos esos pensamientos obsesivos homosexuales, también gracias a que controlo mucho mejor la obsesión VIH y demás, han dejado de manifestarse con el furor de antaño; como alguna vez lo afirmé, los pensamientos homosexuales, o propiamente la obsesión por el sexo gay, son una manera de contrarrestar el gran estrés causado por las obsesiones más complejas. 

En la medida en que desparezcan éstas, también lo harán las otras, sin embargo, he de trabajar con más cautela modificando esos engramas mentales generadores de dichos pensamientos, pues no se han quedado sólo en el plano mental, también pasaron a la estructura emocional de mi personalidad generando habituaciones afectivas.



En estos días he pensado mucho en la heterosexualidad, también tuve que tratar parte de este tema en la ficha 4.1.; la cuestión es que reconozco sin dificultad mi heterosexualidad, puedo sentirla y experimentarla si así lo quiero, también siento que puedo tener una relación romántica con la chica que me llame la atención, es falso que las mujeres me causen miedo e inconscientemente las odie, tampoco me fastidia ser heterosexual ni deploro el matrimonio o los noviazgos. 

Lo central en todo este asunto es que no deseo sostener un estilo de vida heterosexual por tan sólo seguir los patrones sociales y complacer las expectativas de los demás, no soy la típica persona que existe para imitar a los otros y obedecer los dictámenes de la cultura y el patrimonio humano. Yo sólo me muevo en función de mis objetivos y de metas grandes y nobles.



Si bien la heterosexualidad está integrada en la estructura del cerebro por lógica evolutiva, su desarrollo corresponde a esquemas cognitivos forjados a través del contacto con el ambiente; prueba de ello es que los miembros de cada sexo responden neurológicamente a los estímulos hormonales del sexo opuesto, me refiero a que las feromonas son la causa de que se den intereses y respuestas sexuales entre varón-hembra, esto es propio de todas las especies animales de orden superior, forma parte del instinto de supervivencia y conservación. 

Así que es inevitable sentirse atraído por el sexo opuesto, esto también lo sienten las personas con fuertes sentimientos de AMS, ellos han bloqueado inconscientemente estas respuestas neurológicas a través del dolor que han experimentado en los traumas de desarrollo, su cerebro se ha reconfigurado en función de las necesidades de supervivencia imperantes (necesidades homoemocionales), pues como todos sabemos, hay necesidades psicológicas que es necesario satisfacer completamente para poder sobrevivir y adaptarse al ambiente. 

La persona con AMS puede reconfigurar su cerebro para activar su instinto heterosexual latente o poco notorio, simplemente debe resolver las causales que fueron el origen de dicho bloqueo, en este sentido también estamos hablando de engramas mentales.


En mi caso personal, no poseo dicho bloqueo, simplemente he aprendido a controlar conscientemente la prevalencia de dichos instintos heterosexuales, debido a que no veo la necesidad de emplearlos ni me son útiles por ahora, he logrado de alguna manera hacer que emerjan cuando yo así lo desee, tal vez mi conexión fuerte con los procesos neurológicos debido a la lucha con el TOC me ha facultado para acceder a muchos niveles inconscientes y alterarlos a mi voluntad, aún no estoy del todo seguro, pero es un hecho que poseo un amplio control de muchas facultades mentales.


Otra cuestión es que actualmente se maneja una visión muy distorsionada y errónea de la heterosexualidad, la gente piensa que ser heterosexual significa ser "un animal en celo", es decir, estar todo el tiempo "caliente-excitado" con deseos dominantes y compulsivos por copular, se piensa que ser heterosexual es estar pensando todo el tiempo en sexo, en mujeres u hombres desnudos, o mirando con insaciable lujuria el cuerpo de los miembros del sexo opuesto. 


En verdad, tal conducta, es la expresión de un trastorno psicosexual o parafilia llamado satiriasis para el caso de los varones, y ninfomanía para el caso de las mujeres. 

El problema actual es que la sociedad ha promulgado el mensaje y forjado la conciencia de sus ciudadanos bajo el estandarte de tal filosofía, los niños y jóvenes interiorizan tal mensaje y crecen con la dañina idea que la heterosexualidad es "sentirse sexual y obsesivamente atraído por los miembros del sexo opuesto", incluso se halla por doquier la premisa de que si no miras con lujuria a un miembro del sexo opuesto o hablas toda clase de sandeces sobre actos sexuales, eres indudablemente un "marica" o estás "mal de la cabeza".


Yo estoy muy feliz de no ser ese estereotipo falso de heterosexual, en mi vida he amado muchísimo a las mujeres, las he respetado incondicionalmente y las he cuidado y protegido como el gran hombre que soy, yo he convivido con muchísimas mujeres, así que conozco el alma femenina con gran propiedad, esto ha hecho que las mujeres me admiren mucho y me quieran de verdad, incluso ha servido para que ellas tengan un concepto muy positivo de la masculinidad; para demostrar mi virilidad no necesito ser un mujeriego ni acostarme con alguna chica, la verdadera hombría se aprecia en saber amar y valorar a las mujeres.


También siento que gracias a las buenas relaciones y cercanía que he cultivado con las mujeres, he logrado integrar en mi personalidad esos rasgos femeninos que todos los hombres buscamos en las mujeres, esas cualidades que son la causa de que se dé esa atracción por integrar la polaridad varón-hembra. 

Si bien alguna vez tuve dificultades afectivas con mi mamá, eso no fue motivo para rechazar la feminidad, mi TOC me ha hecho creer muchas cosas que nunca fueron reales, por ejemplo llevarme a pensar que tenía AMS, que era un psicópata o que le tenía miedo a las féminas, inclusive llegué a pensar que era esquizofrénico, ahora me he dado cuenta que ninguna de esas mentiras tienen alguna base real y cierta. 

En mi vida he recibido mucho amor femenino, y no tengo vacío alguno por llenar en ese sentido, no tengo nada que reprocharles a las mujeres que me criaron, por ellas sólo siento amor y gratitud.



En este momento no participo de un noviazgo porque mis intereses de vida giran entorno al celibato y la castidad, si concibiera la idea de casarme o tener hijos en el futuro, tendría un noviazgo, eso es algo relativamente fácil de conseguir. 

Para mí lo más importante en este momento es lograr que mis deseos de autorrealización y servicio humanitario crezcan para conquistar las metas ligadas a ello con más facilidad. 

El por qué no quiero casarme tiene una respuesta muy sencilla: planeo vivir entregado a trabajar por la felicidad de muchas personas, he decidido donar mi vida a la humanidad, entregarme por completo a toda la gente y no simplemente a una sola persona; mis actuales y futuras responsabilidades no me dan ni darán tiempo para cuidar de una familia y atender debidamente a una esposa y a unos hijos.



Mucha gente piensa que llegar a viejo sin esposa e hijos es sinónimo de soledad y fracaso, pero en eso se equivocan mucho, pues el problema real es haber malgastado la vida viviendo egoístamente y entregado a todo tipo de banalidades, cuando haces daño a los demás y te autodestruyes en tu juventud no puedes esperar mucho de la vida en tu vejez, se termina sin amigos, sin familia, sin personas que te quieran sinceramente, arruinado y con un profundo sentimiento de decepción y frustración.

Pero, si al contrario, has sabido amar y vivir sabiamente trabajando por la felicidad de muchas personas y por cada una de tus nobles metas, te darás cuenta que tu vejez está llena de mucha felicidad y triunfos, producto de tu entrega desinteresada y genuinos sentimientos de caridad y amor por los demás, observarás que estás rodeado de muchos amigos y personas que te quieren de verdad, y aunque no tengas esposa e hijos, muchísimas personas son tu familia, muchas personas serán esos hijos que no procreaste y esa esposa que nunca llevaste al altar. 

De manera que todos los que piensan que el celibato y la castidad es un fracaso de vida están muy equivocados, el amor se da en todos los estamentos más allá de la familia, y como todo el mundo sabe, cada quien tiene su propia vocación e intereses particulares que deben ser respetados.



En relación a las nueva terapia, voy a continuar trabajando las fichas actuales, pues como ya lo he mencionado antes, mi problema no es la AMS, así que no tendría sentido trabajar un sistema de autoayuda para un problema que no tengo, ya conozco la mayor parte de estas nuevas fichas, así que estoy en capacidad de tomar una decisión muy objetiva. 

Seguiré estudiando la TRH a través de las fichas actuales y tomando de ella lo que pueda contribuir en la resolución de las dificultades psicológicas que aún me acompañan, yo me he quedado en la comunidad para apoyar y alentar a las personas que recorren este camino de superación personal, para aprender de su experiencia de vida y acompañarles en el camino, obviamente que no puedo hacerlo con todos, más siempre procuro contribuir de manera global a la causa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II