La obsesión del VIH, un drama de vida






Domingo, 27 de julio de 2008





Finalmente visité al médico, y ya estoy en tratamiento para superar mi problema respiratorio, el pronóstico es favorable, pero aún quedan pendientes los resultados de algunos exámenes para confirmar dicho pronóstico. Esta semana la dediqué totalmente a tratar mis problemas de salud, así que estuve la mayor parte del tiempo haciendo papeles, filas, sacando citas y practicándome exámenes.



Este lunes (julio 28) me entregan los resultados de la prueba de VIH en las horas de la tarde, tengo miedo y ansiedad, esos resultados marcarán un hito en la historia de mi vida. Como no contaba con mucho dinero no pude hacerme la prueba de VIH "western blot", tuve que aceptar realizarme la "ELISA" (Enzime Linked Immunosorbent Assay), la cual es una prueba rápida de VIH y es la que usan todas las instituciones médicas del estado antes de remitir a las otras, ya que las otras pruebas son de "tipo confirmatorio". 

He leído mucho sobre la prueba ELISA, parece confiable para los resultados negativos, también me ha dicho el doctor que si da negativo dicha prueba y si se ha respetado el "periodo de ventana", es decir, el tiempo que transcurre desde el momento del ingreso del virus al organismo y la producción de anticuerpos detectables (3 meses, pero para tener más seguridad se recomienda que sea de 6 meses) debo creer en los resultados y descartar la idea de ser un seropositivo. Si la prueba ELISA da negativo, no es necesario hacer otra prueba confirmatoria, los especialistas y médicos afirman que los resultados negativos de esta prueba son confiables si se ha respetado el periodo de ventana... ¿eso será cierto?

Pienso que el doctor tiene razón, ya han pasado 8 meses desde que probablemente estuve expuesto al VIH, ese es un tiempo confiable de espera, y no es conveniente que siga con la idea obsesiva de practicarme exámenes de VIH por montones, quiero creer, pero me cuesta aceptar que aquello que me dicen pueda ser verdad... tener ese virus no es juego, es un asunto en el que requiero certeza absoluta y no es admisible el más mínimo margen de duda. 

En caso de que la prueba de positiva, se realizará un segundo examen ELISA, y luego si vuelve a dar positivo, entonces se hará la western blot, ese es el protocolo usado comúnmente en los establecimientos médicos y laboratorios acreditados para practicar pruebas de VIH.

Para más información sobre exámenes de diagnóstico y seguimiento de VIH, clic aquí: http://www.indetectable.org/pages/noticias/examenes.htm.




Otra de mis preocupaciones la representan los dos tipos de VIH (VIH-1, VIH-2), pues no estoy del todo seguro si las pruebas que se practican aquí, en America Latina, también pueden detectar al VIH-2, aunque en occidente es el VIH-1 quien tiene la mayor prevalencia. Al respecto leí lo siguiente:


"Los dos tipos conocidos de VIH son el VIH-1 y el VIH-2. En los Estados Unidos y Europa, casi todos los casos de VIH se dan con el VIH-1. Las infecciones por el VIH-2 ocurren predominantemente, en las naciones del Oeste Africano. El primer caso de VIH-2 fue descubierto en los Estados Unidos en 1987.

Desde entonces sólo se han identificado 79 personas con infecciones por el VIH-2 en los EEUU. Si bien los CDC (Centros para el Control de Enfermendades de los Estados Unidos) no recomiendan evaluaciones de rutina para el VIH-2, cuando alguien resulta VIH-1 positivo en las pruebas de ELISA/Western blot, hay de un 60 a 90% de posibilidades de que el VIH-2 sea detectado, si es que está presente. 

No todas las pruebas evalúan automáticamente, la presencia del VIH-2. Cualquiera que piense en la posibilidad de haber estado expuesto al VIH-2 y/o a subtipos más raros de VIH, debería mencionarlo cuando se está haciendo la prueba. Se indica hacer la prueba para el VIH-2, a aquellas personas que tengan parejas sexuales provenientes de países donde el VIH-2 es prevalente o a personas con enfermedades que indiquen la presencia subyacente de una infección con el VIH, como son las infecciones oportunistas, pero que hayan recibido un resultado negativo para la prueba del VIH-1. 

Hasta ahora, se han reconocido 11 subtipos diferentes, también conocidos como "subgrupos" o "genotipos" de VIH-1. Más del 96% de las infecciones con el VIH-1 en los Estados Unidos y Europa son causados por el subtipo B. Los subtipos B y F predominan en Sudamérica y Asia. Los subtipos que van de la clase A hasta la H se encuentran en África, junto con el VIH-2 en África subsahariana.

Las pruebas de ELISA/Western blot pueden detectar anticuerpos para todos los subtipos. El análisis de la carga viral también puede detectar y cuantificar los diferentes subtipos de VIH-1. Los análisis de la carga viral también pueden detectar y cuantificar al VIH-2". (http://www.aidsmeds.com/).



Lo anterior me tranquiliza un poco, pero no me siento del todo convencido, necesito pruebas para creer, posiblemente la palabra de mi médico amigo puede garantizarme esa certeza... pero, ¿confío plenamente en él?, seguro que no..., se trata de mi vida y la de muchas personas queridas para mí, y también de gente inocente que no conozco. 

Este aspecto requiere un enorme esfuerzo de mi voluntad y de mi razón, se trata de confiar en la palabra de otro y en lo que se halla en los textos, habiendo de por medio un asunto de vida o muerte... ¡realmente complicado!, ¿qué puedo hacer?, lo mejor será convencerme de confiar en la información que me suministran al respecto, ¿tengo acaso otras opciones?, me temo que ninguna que se halle a mi alcance actual. 

Definitivamente esta podría ser la oportunidad que he estado esperando para liberarme de la obsesión lavado-VIH, y por ende del TOC. 

He sufrido tanto..., he sido controlado desmedidamente por mis pensamientos, he vivido por largo tiempo preso en mi propia mente, no he gozado de la libertad para pensar y disponer al máximo de mis capacidades, he sido dominado por la ansiedad y el miedo, la preocupación agobiante fue el pan de cada día, pasé tantos días pensando que pude infectar a alguien, me he esforzado tremendamente en cuidar que mis fluidos corporales no tuviesen contacto con otro individuo que estoy seguro las ocasiones que lo he hice ya ascienden las 1000 veces., etc. etc, etc.... 

LO ÚNICO QUE YO DESEO ES QUE TODO ESTO TERMINE, Y DE LA MEJOR MANERA POSIBLE. No quiero ser un enfermo mental el resto de mi vida, es imprescindible para mí alcanzar el grado de autorrealización que requiero para la construcción óptima de mis proyectos de vida más grandes y gratificantes. 

En la lucha contra el TOC he estado completamente solo, pero a pesar de eso he logrado tanto..., he peleado con coraje y me he regocijado en mis muchas victorias, tengo la alegría de haber experimentado una altísima capacidad para la supervivencia en las condiciones más extremas y terroríficas de la vida, conservo la satisfacción de ser una excelente persona con muy nobles y auténticos sentimientos de amor por los demás.



Una última reflexión racional:


Es una buena idea hacerse la prueba del VIH. Sin embargo, muchas personas se niegan a hacérsela. La sola idea de hacerse la prueba les da tanto miedo, que simplemente, no quieren hacerlo, a pesar de que continúan con el estrés y la preocupación de no saber si están infectados. Otros piensan que hacerse la prueba es innecesario, porque desean creer que el VIH es algo que no les va a tocar.

Muchas veces ocurre que cuando alguien se hace la prueba, descubre felizmente que su preocupación acerca de estar infectado era infundada. Tener la certeza de que el resultado de la prueba es negativo, puede traer un enorme alivio. Para otros, hacerse la prueba y averiguar que son VIH positivos, es el primer paso para poder mantenerse saludables.

Los centros para el control de enfermendades de los Estados Unidos (CDC, sigla en inglés), estiman que en los Estados Unidos hay unas 850.000 a 950.000 personas que son VIH positivas (VIH+). Los CDC calculan que de ese total, más del 25% no saben que son VIH+. Estas personas a menudo se sienten bien y tienen una apariencia saludable, por lo que no reciben la atención médica adecuada. Al no saber que son VIH+, aumenta la posibilidad de transmitir el VIH a otras personas sin saberlo.

Una de las verdades más básicas sobre el VIH es que el sexo, la edad, la raza y el estado socioeconómico no importan cuando se considera la vulnerabilidad al VIH. Cualquiera puede infectarse. La epidemia del VIH estará con nosotros por mucho tiempo. En este momento, no hay cura para el VIH/SIDA, pero sí hay medicamentos que han probado ser muy efectivos para que las personas VIH positivas vivan, sanas y por más tiempo. 

Saber con seguridad si eres VIH positivo o negativo es esencial para una buena salud, por lo tanto todos deberíamos comprender qué son las pruebas del VIH y tener siempre presente que la actividad sexual no es un juego, ya que podrías estropear tu salud de forma permanente e irreversible, y ser un riesgo para la integridad de los demás.





Mañana es un día intenso en mi vida, sólo espero que la desconfianza y la duda no opaquen la credibilidad que quiero poner en aquellos individuos e instituciones que me parecen respetables.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II