La obsesión de entender, problemas con la lectura




Martes, 24 de marzo de 2009




Estoy consiguiendo un estado de distensión ideal en el que le resto toda importancia a las preocupaciones existentes. Soy consciente que tengo muchos problemas y que varios de ellos son delicados y urgentes, pero me cansé de vivir en función de los problemas, así que lo mejor para mí es vivir tranquilamente y en función de las soluciones.

Las preocupaciones son tan solo obstáculos que atrofian el proceso creativo, mi deber es aprender a confiar más en mi mecanismo automático y éste sólo puede operar a través de un estado de relajación permanente.


Esta semana fue estupenda, no me sentí intimidado por el TOC, me he enfocado en erradicar toda forma de sentimiento de culpa, y el resultado ha sido más resolución del TOC y una mejor calidad de vida. Estoy empleado la misma técnica que uso con las otras obsesiones, la de no reaccionar ante ellas, restarles importancia, y seguir adelante, sin detenerme a analizar o evaluar lo vivido - lo que no es otra cosa que un ritual compulsivo-.

Los sentimientos de culpa sean racionales o irracionales, son el fundamento psicológico del TOC, de manera que erradicarlos significa superar con más rapidez la enfermedad. El efecto secundario es que estoy volviéndome un poco insensible, pero, se muy bien hasta que punto he de llegar. Cualquier cosa es mejor que convivir indefinidamente con esas molestas creencias de culpabilidad y responsabilidad excesivas.


Últimamente estoy teniendo dificultad para leer porque me atacan fuertes estados de ansiedad que no logro manejar muy bien. Hace meses estaba muy obsesionado con la idea de aprender cualquier contenido de lectura sin necesidad de releer y entonces me preocupaba mucho con la posibilidad de no entender o de olvidar algo, así que leer muchas veces la misma cosa era un impulso compulsivo corriente.

Como medida de protección opté por leer poco y tolerar gradualmente la posibilidad de no entender.

Debido a que últimamente tengo varias exigencias respecto al aprendizaje, me he visto en la necesidad de incrementar la lectura y ha surgido nuevamente el problema. Tengo este tipo de ataque cuando se trata de un conocimiento importante, cuando no es algo importante, todo acontece en orden.

Al final, resulta que aprendo con más facilidad lo menos importante, y contrariamente aprendo con dificultad lo más relevante. Esta obsesión se basa en la falsa creencia de tener la obligación de entenderlo todo, es como un imperativo de vida, pero también tiene mucho que ver con los problemas de índole externa.

En la base de esta obsesión está la culpa, como en las demás obsesiones, excepto la sexual; por lo tanto, he intentado resolver eso desde ese enfoque, pero he notado que más allá de eso, la verdadera preocupación por entenderlo todo, es mi miedo a ser menos inteligente y sentirme como una persona "poco dotada".

Estoy intentando aprender un método de lectura basado en imágenes mentales y no en asociaciones fonéticas, por ahora, se halla en periodo de prueba.



Voy a ponerme juicioso realizando 30 minutos diarios de ejercicio aeróbico en mi casa, y 30 minutos de caminata diaria, quiero poner a prueba algunos fundamentos de mi teoría sobre las endorfinas y su acción sobre los engramas mentales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II