La psicoterapia reparativa de la homosexualidad





Miércoles, 05 de noviembre de 2008


FICHA 3. 15





1. TEMA DE LA FICHA: PSICOTERAPIA



2. OBJETIVOS A CONSEGUIR:

a. Conocer las bases del proceso terapéutico
b. Identificar las etapas de un proceso terapéutico
c. Identificar la masculinidad
d. Comprender la necesidad de un perdón verdadero hacia el padre
e. Comprender la importancia de la motivación y otras variables en las posibilidades de éxito terapéutico




3. LIBRO FUNDAMENTAL A LEER: 

DOCUMENTO Nº. 3: TERAPIA REPARATIVA DE LA HOMOSEXUALIDAD MASCULINA. UN NUEVO ACERCAMIENTO CLINICO, de Joseph Nicolosi.


CAPÍTULO: EL TRATAMIENTO
SUB CAPITULOS: Comienzo de tratamiento
Aceptación
Poder de género
Identificando la masculinidad
Haciendo las paces con el padre
Factores que intervienen en la prognosis
Cura



4. ARTÍCULO FUNDAMENTAL A LEER PARA PROFUNDIZAR ESTE TEMA. 


No hay.




5. PREGUNTAS A REFLEXIONAR, TRABAJAR Y RESPONDER EN EL CUADERNO DE TRABAJO EN TORNO A TODO LO LEÍDO:



a. Escribe las ideas fundamentales que has encontrado en este capítulo.

  • La razón de fondo del ser homosexual es que busca inconscientemente completar su identificación masculina a través de relaciones con otros hombres pero al mismo tiempo los desapegos afectivos le dejan con miedo por lo masculino y, por tanto, nunca se permite a sí mismo entregarse a fondo.

  • Un vínculo filial es la forma en la que un hombre absorbe lo masculino, a través de respuestas al reto de una amistad no sexual con hombres, caracterizada por la reciprocidad, la intimidad, afirmación y camaradería. Cuando erotiza una relación con otro hombre, se ve frustrado perpetuamente en la absorción de lo masculino.

  • La mejor parte de librarse de la culpa excesiva es que libera la mente para ver claramente la insatisfacción natural que resulta cuando el comportamiento de uno está enfrentado con el sentimiento de uno mismo. Esta insatisfacción enfatiza simplemente lo que es un sentimiento de culpa válido, la decepción con uno mismo por hacer algo discordante con lo que uno desea ser. Esta insatisfacción sutil pero profunda con uno mismo es más efectiva que el sentimiento excesivo de culpa para ayudar a un cambio duradero.

  • Los hombres en tratamiento afirman generalmente que cuando se sienten más masculinos, maduros, fuertes o “adultos” (cada cliente describe su reforzamiento de género a su propia manera), la atracción por el mismo sexo empieza a distraerles menos, se convierte en menos retadora. Cuando se sienten bien consigo mismos, positivos y fuertes, sus preocupaciones homosexuales disminuyen marcadamente.

  • El perdón al padre no es una tarea fácil porque a menudo significa aceptar al padre por quien es, con sus limitaciones, incluyendo su limitación para demostrar amor, afecto y aceptación. A menudo parece una experiencia inútil para un joven cuando se da cuenta de que debe enterrar para siempre la fantasía de recibir amor de su padre. Para comprender, perdonar y amar a su padre, paradójicamente, tiene que ser padre de su padre – darle lo que él, el hijo, habría deseado.

  • La validez de cualquier terapia –cualquiera que sea el método o tratamiento- se basa en su efecto global sobre la vida del cliente. Una buena terapia debe hacer algo más que aliviar un síntoma específico. Si el tratamiento es correcto para la persona, entonces la libertad y el bienestar que trae se irradiará a través de todos los aspectos de la personalidad. Y aún más importante, la mejora en el estado de salud traerá consigo una creciente conciencia de poder personal.

b. ¿Cuál es tu percepción de la masculinidad?

La masculinidad es lo que configura la identidad sexual de un hombre; está basada en las características de personalidad que se adecúan al modelo fisiológico como son fuerza, rudeza, ímpetu, seguridad... El sentido de la masculinidad tiene que ver con actitudes diferenciadoras en el contexto de género.


c. ¿Qué tan cerca, según tú, estás de esa masculinidad?

Estoy completamente inmerso en ella. No tengo afectado mi sentido de masculinidad, no poseo déficit alguno en ese sentido. Anteriormente supuse que tenía AMS, pero hace poco descubrí que tal creencia era incorrecta, era otro de esos muchos fantasmas mentales que creó mi enfermedad.

Mi situación personal relacionada con la homosexualidad es cierto tipo de obsesión generada en el interior del TOC a manera de mecanismo defensivo. Mi problema no es con la masculinidad, es con la heterosexualidad, hace años rechacé la heterosexualidad y usé pensamientos homoeróticos para compensar funciones psicológicas.



d. ¿Qué actitudes te hacen sentir masculino?

Todo lo que hago me hace sentir masculino, me siento en las mismas condiciones de virilidad que el resto de los mortales de mí mismo género. Formo parte del grupo de los varones y poseo las mismas cualidades masculinas, no tengo inseguridades en este aspecto ni sentimientos de inferioridad, no me atrae ningún rasgo masculino.


e. ¿En qué te pareces a tu padre?

No aplica, no conozco a mi padre.




6. PROPUESTA DE EJERCICIOS PRÁCTICOS A REALIZAR PARA LLEVARLOS A LA VIDA COTIDIANA. ESCRIBE LAS CONCLUSIONES DE ESTOS EJERCICIOS EN TU CUADERNO.



a. Redacta una carta a tu padre diciendo todo lo que sentiste sobre él, de niño, de joven y ahora de adulto; pero no se la entregues, consérvala.


No aplica.



b. Reúne todos los datos que puedas de la historia de vida de tus padres, especialmente de tu padre.

Esta pregunta ya ha sido contestada en fichas anteriores, especialmente en el ejercicio del genograma.



c. Mira a tu padre como un hombre que conoces ahora, que te cuenta su historia; mira sus limitaciones, penas y cualidades.

No aplica.



d. Lee ahora la carta a tu padre y di que lo quieres perdonar para quedar libre del dolor y poder crecer al fin, luego quema la carta.

No aplica.


e. Haz una lista de los indicadores de la prognosis y marca cuales tienes tú y cuales te faltan.
  • Motivación para cambiar
  • La no autocompasión
  • Sentido positivo de sí mismo
  • Fuerza personal en el ego para tolerar el estrés y la frustración
  • Deseos heterosexuales emergentes
  • Relaciones familiares favorables


Mi problema real no es la homosexualidad, la verdadera lucha en la que participo, es aquella en la que enfrento esa enfermedad mental llamada TOC que fue el origen de un tipo de obsesión sobrecompensatoria y de otra obsesión relacionada con aspecto afectivo de mi adolescencia.

Los anteriores indicadores aplican al proceso de superación del TOC y sus consecuencias. A medida que recupero el control de mi mente tienden a desaparecer los pensamientos homosexuales.

La cuestión de la sexualidad humana y el modelo de vida heterosexual son irrelevantes en mi vida, no tienen aplicación práctica en mis proyectos. Estoy contra el estilo de vida gay por ser éste el producto de un problema psicológico, y una amenaza a la salud pública y supervivencia humana.

La heterosexualidad forma parte del instinto humano y tiene un propósito práctico, es aceptada y apoyada por mí hasta cierto punto.

Mi sentido de la masculinidad se halla intacto, no tengo deseos de adoptar un patrón de vida basado en relaciones de pareja y procreación.

El proceso de la evolución nos ha enseñado que a medida que el ser humano se hace más inteligente tiende a desconectarse de sus instintos animales primitivos, a enfocarse en procesos de vida más perfectos y complejos; es un hecho que el instinto sexual desaparecerá de la especie cuando haya cumplido su ciclo de utilidad práctica.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II