El fracaso en la relación padre-hijo





Domingo, 03 de agosto de 2008






FICHA 3. 5




1. TEMA DE LA FICHA: LA BUSQUEDA DE LA PROPIA IDENTIDAD


2. OBJETIVOS A CONSEGUIR:


a. Comprender cómo afectan las características del padre en el desarrollo de la identidad sexual del hijo

b. Comprender la importancia de la percepción del niño en relación a la dinámica de sus padres para desarrollar una buena identidad sexual 


3. DOCUMENTO A TRABAJAR: 

DOCUMENTO Nº. 3: TERAPIA REPARATIVA DE LA HOMOSEXUALIDAD MASCULINA. UN NUEVO ACERCAMIENTO CLINICO, de Joseph Nicolosi.

CAPÍTULO: EL FRACASO EN LA RELACION PADRE -HIJO
SUBCAPÍTULOS: Estudio sobre las carencias en la relación padre - hijo
Tipo de enojo en la confrontación con el padre
El padre como ministerio
Padres de homosexuales 
Disturbios explícitos de personalidad



4. ARTÍCULO FUNDAMENTAL A LEER PARA PROFUNDIZAR ESTE TEMA. 

No hay





5. PREGUNTAS A REFLEXIONAR, TRABAJAR Y RESPONDER EN EL CUADERNO DE TRABAJO EN TORNO A TODO LO LEÍDO:



a. Escribe las ideas fundamentales que has encontrado en este capítulo y haz una pequeña reflexión de cada una de ellas en relación a cómo influyen o han influido en tu vida.


  • Las cualidades masculinas que se ponen de manifiesto en una relación sana de padre-hijo son la confianza e independencia, la auto-afirmación y el sentido de poder personal. Cuando pacientes homosexuales relatan que se sienten atraídos por otros hombres, las cualidades masculinas que se habrían puesto de manifiesto en una relación sana entre padre-hijo salen a relucir una y otra vez: auto-afirmación, confianza en uno mismo, control de la propia vida, liderazgo, decisión y poder.
Esta situación la he apreciado en la vida de los chicos con AMS que he conocido, no aplica para mí. 



  • Aunque los hombres heterosexuales puedan describir a sus padres de forma desfavorable, los hombres homosexuales sienten un mayor rechazo hacia su padre como modelo. Y mientras que los pacientes heterosexuales pueden quejarse acerca de sus padres, raramente sacan a relucir esas mismas cualidades de resentimiento, dolor, decepción e inhabilidad para comprender a sus padres.
Esta situación tiene nada que ver con mi vida ya que no tuve un padre.



  • Una revisión de la literatura padre-hijo sugiere que los padres de homosexuales con frecuencia no tuvieron éxito en proporcionarles una relación lo suficientemente destacada como para propiciar la salida del niño del universo de la madre. Una figura paterna relevante requiere fuerza y benevolencia. Algunos padres eran fuertes pero no benevolentes y otros eran benevolentes pero débiles. En general vemos padres a los que les faltó una personalidad relevante, ya fueran críticos y duros o pasivos y distantes. La actitud del padre hacia el hijo raramente es hostil de manera constante. Con frecuencia es profundamente ambivalente y contradictoria. De hecho, el padre puede expresar sinceramente su deseo por el bien del hijo.

Este principio tampoco tiene aplicación en mi vida.



  • El padre debe estar suficientemente seguro de su identidad masculina para promover la formación de la identidad de su propio hijo. Un padre que se siente amenazado puede proyectar sus inseguridades sobre su hijo en un tiempo crítico en la formación de la identidad sexual. De hecho, muchos niños, durante el periodo crítico de la identificación sexual, pueden a veces rechazar al padre. Sin embargo, un padre sano y con un papel emocional destacado puede restablecer la relación. La variable crítica puede ser la capacidad del padre de estar ahí "para" su hijo, en vez de esperar que el hijo satisfaga sus expectativas para darle a cambio su aceptación.

Este principio no tiene aplicación en mi vida.


b. ¿Que tanto sabes de tu padre, de su vida y de su historia?


Realmente muy poco, no tengo idea cómo es físicamente, pienso que tal vez nos hemos cruzado accidentalmente en varios momentos de nuestras vidas ignorando completamente nuestro parentesco. Simplemente poseo algunos datos que mi madre me suministró en relación a la época en que fueron "novios", antes que nos abandonara. Sé cómo se llama, dónde vive y en donde tiene su negocio; puedo encontrarlo si así lo quiero, pero, por ahora, ese asunto no es prioridad.




c. ¿Qué sabias de niño sobre su trabajo?


Tan sólo lo que me contaba mi madre, era un comerciante poco exitoso.




d. ¿Si no conociste a tu padre, qué sabes de él y de por qué no esté en tu vida?


Sólo poseo datos esenciales, referencias de otras personas. Él no está en mi vida porque él así lo quiso, no asumió su responsabilidad de padre y abandonó a mi mamá negándome un hogar, apoyo económico y su apellido.


6. PROPUESTA DE EJERCICIOS PRÁCTICOS A REALIZAR PARA LLEVARLO A LA VIDA COTIDIANA. ESCRIBE LAS CONCLUSIONES DE ESTOS EJERCICIOS EN TU CUADERNO.


a. Realiza una historia de tu familia desde tus abuelos en adelante: Investiga lo más posible en relación a qué hacían tus abuelos y abuelas, cómo fueron como padres, etc.?


Sólo conté con la cercanía y protección de mis abuelos maternos. Mi familia procede del campo, mis abuelos vivieron ahí hasta la edad aproximada de 30 años, periodo en que se casaron, tuvieron hijos y reunieron algo de dinero para viajar y establecerse en la ciudad; durante su permanencia en el campo fueron agricultores. En la ciudad, mi abuelo se encargó de sostener económicamente a toda la familia, y mi abuela se quedó en casa al cuidado de mi mamá y sus hermanas. Mis abuelos pese a ser analfabetas fueron padres ejemplares, y educaron muy bien a sus hijas, les brindaron lo mejor de sí mismo.

La religión fue algo que tuve una importancia vital en el hogar de mis abuelos, procuraron que sus hijas crecieran con principios, vivieran la fe con integralidad y concibieran la institución familiar con respeto y reverencia. No fomentaron con firmeza la importancia del aprendizaje como medio para acceder al conocimiento y mejorar la calidad de vida, la mentalidad del campo fue y sigue siendo la "idea del trabajo desgastante y mal pagado de por vida".

Cuando mi madre y sus hermanas se hicieron adultas, cada una vivió su vida a su manera..., mi familia se mantuvo unida por muchos años, se disolvió de su formato original a medida que cada una de mis tías se fueron casando. Cuando yo nací, fui querido y aceptado por todos, y pasé la mayor parte de mi vida al lado de mis abuelos, mi mamá y dos de sus hermanas.

Mi abuelo se volvió adicto al alcohol después del lamentable suceso que protagonizó mi padre, se sintió herido en su ser a causa del error que cometió mi mamá, pienso que eso lo hizo sentir como un padre fracasado. Según me relata mi madre, mi abuelo se comportó con ella durante su niñez de una forma muy abusiva, acostumbraba golpearla con fuerza, y era poco afectuoso; aunque posiblemente también actuaba de forma contradictoria muchas veces. 

Durante el tiempo que viví con él, vi sus arrebatos de cólera en los momentos en que estaba embriagado, más sólo se limitaban a palabras, nunca lo vi golpear a alguien, sólo amenazaba con hacerlo en algunas ocasiones. Tengo un buen concepto de mi abuelo a causa de su entrega a la familia, responsabilidad hogareña y fidelidad a su esposa. Mi abuela es ángel de quien sólo puedo proferir alabanzas y palabras de gratitud


b. Revisa y relaciona la historia familiar con tus sentimientos de niño, busca en qué te pareces a tu padre y en qué te diferencias.


No aplica.



c. Revisa cual fue la familia que tenia más relación contigo en la infancia, materna o paterna y como eran las relaciones entre hombres y mujeres en esa familia; por ejemplo : la abuela mandaba a toda la familia.



Sólo conté con el cariño y la protección de mi familia materna. En mi casa los únicos hombres eramos el abuelo y yo; él abuelo era el jefe y cabeza del hogar, él tomaba las decisiones más importantes y ostentaba la autoridad, sin embargo, mi abuela estaba pendiente de todos los movimientos de sus hijas y dictaminaba las reglas, ella me quiso como al hijo varón que nunca tuvo, siempre me ha amado con especial predilección. Las relaciones de género entre mi madre, mis tías y la abuela respecto del abuelo siempre fueron en calidad de padre-hijas, esposa-esposo. 

Mi abuelo trabajaba todo el día y sólo llegaba a casa en las noches, no recuerdo que tan afectuoso era con sus hijas cuando yo estaba pequeño, sólo conocí la figura del abuelo alcohólico que se embriagaba todas las semanas y hacía espectáculos de quinta, sus insultos estuvieron siempre dirigidos hacia mi mamá y una que otra vez hacia alguna de mis tías, cuando alguna de ellas realizaba algo que le molestaba. 

Mi abuelo jamás me insultó cuando yo fui un niño, y de adolescente, nunca me trató mal, salvo en aquellas ocasiones en que yo intervenía para defender a mi mamá, creo que nunca me golpeó o castigó. Cuando yo era pequeño siempre fui tratado con respeto por parte de mi abuelo, él me quiso y me aceptó en su familia, siempre fue mi abuelo, y en todo momento lo vi desde ese ángulo, jamás lo consideré un padre, pero si reflejó su esencia masculina que me permitió diferenciarlo de las mujeres y asemejarlo conmigo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II