Técnica del enfoque total





Lunes, 01 de marzo de 2010




Ha sido largo el tiempo de mi ausencia..., como muchos ya saben, no he permanecido ocioso, sino que he estado inmerso en una terrible y devastadora batalla contra mi mente fuera de control, no ha sido sencillo mantenerme en pie, pero, mi infinito deseo por vivir y por vencer me han dado la fuerza suficiente para no desistir y armarme de más valor para enfrentar al enemigo en su forma más aterradora.

Con gran dificultad he logrado cumplir mis compromisos académicos y laborales, estos han sido una fuente de mucha tensión ya que normalmente son activadores de este mecanismo cerebral que intenta desentrañarlo todo, sin embargo, con mi técnica ultimate he conseguido darle la pelea y mantenerme en el campo de batalla sin titubear... a veces me agobia muchísimo el cansancio, pero la esperanza y la fe me sostienen, la certeza de las muchas batallas ganadas y lo lejos que he llegado en este combate devastador, me confirman que es posible la victoria definitiva.


Hace poco descubrí que posiblemente el problema real no es el TOC, el TOC es más bien una estructura sobresaliente del problema, problema que aún no he descifrado en su totalidad, pero que involucra necesariamente un funcionamiento extraño e inusual del cerebro... hace unos cuantos meses pensaba que la aptitud intuitiva era una habilidad presente en todas las personas con TOC, y que el TOC en sí, en su forma más pura, era en realidad un efecto secundario de la presencia y uso inconscientemente descontrolado de dicha habilidad mental; pero, un par de semanas atrás, comprobé que eso no es en realidad así, los demás pacientes TOC no presentan la caracterización que yo tengo, su cerebro no funciona de la misma forma que el mío, al menos, no en esos aspectos de procesamiento mental que saltan a simple vista.

Es cierto que las obsesiones y las compulsiones configuran mayormente la estructura cognitiva del TOC, también es cierto que son respuestas específicas y automáticas del cerebro como parte de un funcionamiento inusual del mismo... pero, sólo son un aspecto biológico cuando se habla del TOC. 

Por lo tanto, mi punto es que las obsesiones y las compulsiones no son exclusivas del TOC, se hallan también presentes en otras condiciones tanto psiquiátricas como psicológicas, es por eso que podemos observar compulsiones y obsesiones presentes en problemas de tipo neurótico, problemas de adicción, problemas psicosociales, psicosexuales, tratornos alimentarios e incluso cuadros de psicosis moderada.

Es así que considero puntualmente que mi condición cerebral abarca aspectos más complejos y profundos que los contenidos en el fenómeno denominado TOC. Lo que realmente creo es que el TOC es la estructura más relevante de las anomalías cerebrales "patológicas" con las que he tenido el "placer" de encontrarme en mi vida. A diferencia de las personas TOC, yo no vivo realmente atrapado en un sistema de miedos irracionales, mis obsesiones-compulsiones tienen más que ver con una NECESIDAD IMPERANTE POR ENTENDER más que con un MIEDO A EVITAR UNA CATÁSTROFE. 

Por otro lado, mi inusual capacidad para entender las cosas es posiblemente la responsable de que etiquete, asuma y adopte como verdad una posible respuesta aceptable a un problema complejo, es muy factible que mi necesidad por entender me halla llevado a adoptar una conducta y mente TOC como la mejor solución para interpretar los fenómenos mentales más persistentes, sin que ello signifique realmente la respuesta más exacta. Sería algo así como asumir un cuadro mental en función de una creencia para satisfacer una necesidad de conocimiento.

Antes me ha pasado que he tenido el "privilegio" de conocer de primera mano, por experiencia propia, fenómenos mentales como la psicosis, la depresión, la ansiedad, la bipolaridad, trastornos psicosexuales, problemas disociativos y desordenes de tipo afectivo... de manera que mi historia personal apoya mi teoría de asimilación "patológica" en función de una necesidad imperante que hace maleable la estructura de mi cerebro en un intento por solucionar lo insolucionable.


He pasado cuatro meses creando mi técnica ultimate, a lo que he denominado EL ENFOQUE TOTAL, han sido semanas extenuantes en las que he tenido que teorizar, comprobar, desechar y perfeccionar mis hallazgos, aplicaciones y conclusiones. 

Creo que al fin he logrado sintetizar en un único paso y movimiento mental un método aplicativo para controlar y avasallar este cerebro descontrolado, y para romper poco a poco el candado mental que aprisiona mi mente, una técnica para reconfigurar conductualmente el funcionamiento cerebral atendiendo el principio de la neuroplasticidad. La ténica es una respuesta para manipular paulatinamente el uso de la aptitud intuitiva, para poder enfocarla conscientemente.

Me he dado cuenta que el problema en mi cerebro se basa en mantener varios pensamientos simultáneamente, he llegado a detectar hasta cinco pensamientos presentes todos a la vez, así que al tratar de entender esos pensamientos y resolver el problema que contienen, mi mente termina colapsando y sometiendo mi voluntad y capacidad intuitiva a un estado de parálisis. 

Es como tratar de resolver determinado problema, pero al querer hacerlo, la misma acción de hacerlo termina convirtiendose en una infinidad de problemas, y como resultado no se consigue resolver nada, sino que queda pura perplejidad. Es como querer apagar el cerebro, y al hacerlo, éste se enciende más y más.


Veamos en qué consiste este nuevo procedimiento... las anteriores técnicas que diseñé o adapté (exposición bioconductual, tetraenfoque, tricíclica, bicíclica) para el TOC se fundamentan en metodología estructural, es decir, secuencias de pasos y movimientos simétricos, que para mi condición cerebral central significan empeoramiento de la misma, ya que refuerzan ese mecanismo de fijación neurológico basado en la necesidad de respuestas y soluciones prácticas. 

Las técnicas que alguna vez diseñé son efectivas para eliminar varios tipos de obsesiones y compulsiones de una condición TOC, incluso, por ejemplo, la técnica bicíclica, se orienta hacia obsesiones de tipo nuclear, es por eso que estas técnicas algunas vez me sirvieron, y lograron su cometido, como el haber eliminado la obsesión del VIH y la obsesión de la culpa.

Pero, ante la esencia de mi problema cerebral, estas técnicas ya no funcionan, pues contribuyen a empeorar la condición, todo lo que se base en secuencias o metodología explícita o pensamiento analítico consciente hace que ese mecanismo cerebral se potencie y me subyugue más y más, cada intento de ataque directo o metodológicamente calculado se convierte en un arma contra mi mismo, es como si esa cosa me lo regresara... y para poder vencerlo es necesario que él no sepa lo que voy a hacer contra él, para que así no se anticipe al ataque, y eso es precisamente lo que la técnica del enfoque total me brinda.

El enfoque total es una técnica sencilla y carece de cualquier estructura, es soportada por la premisa que dice "ignorar no es la solución, la solución es enfocar". El mecanismo cerebral que me tortura se fortalece a través de la implementación del mismo, es decir, con cada ocasión en que caigo en la trampa, el aumenta su poder y me encarcela más, por eso, para vencerlo, para hacer que el cerebro trabaje por si mismo de otro modo sin forzarlo bruscamente es imprescindible asumir otra actitud y hacer el máximo esfuerzo por responderle cognitiva y conductualmente de otra manera distinta a esa clásica cofrontación defensiva.

El enfoque total consta de un sólo paso que constituye un movimiento natural de la mente, pero dado que el mecanismo cerebral no permite su ejecución libremente, hay que emplear un esfuerzo moderado de la voluntad para mirar hacia adelante sin virar hacia atrás. 

Este paso consiste simplemente en concentrar toda la atención que sea posible en una ACTIVIDAD ESPECÍFICA, se trata de hacer algo, de ocupar la atención en un pensamiento-acción concreta, no importa el que sea... cualquier cosa que actúe como un distractor y que ejerza cierta presión e interés de atención es aceptable, es preferible que dicha actividad sea algo que involucre movimiento de las manos y desplazamiento.

Este movimiento mental es tan sólo una reorientación del pensamiento, y por ende, una nueva manera de responder y atacar ese mecanismo cerebral hiperacelerado, precisamente el enfoque total es la antítesis del TOC y del sometimiento mental. 

Esta técnica no es fácil de aplicar, pues el poder cerebral controlado es imperante, pero, de a poco, y con harta práctica y paciencia, considero que es posible detener su dominio sobre mi vida y mi voluntad, es cuestión de acostumbrarme y de autoentrenarme en el dominio de estas habilidades especiales suprimiendo el efecto secundario que conllevan. Una clave para vencer la complejidad de las cosas es simplemente transmutarlas en lo más sencillo posible.

La técnica del enfoque total debe ejecutarse siempre, a cada momento, pero sin tomar conciencia de su uso, pues estamos engañando al cerebro que siempre vigila sin cesar para sabotear nuestra vida y nuestra percepción de la realidad. 

Entonces no se trata de ignorar el poder controlador del cerebro, pues es imposible ignorar su presencia, se trata únicamente de hacer y pensar lo que las cinrcunstancias señalen para de esa manera conseguir la autonomía sobre la capacidad cognitiva. 

El enfoque total representa los movimientos naturales del diario vivir, como por ejemplo, comer algo que me gusta, caminar hasta la facultad, hablar con mis amigos, mirar una película, visualizar la vida que quiero, asear mi cuarto, escribir un ensayo, dar una conferencia... 

La única particularidad que encierra es que estas cosas de la vida cotidiana son hechas con un máximo esfuerzo indirecto de la voluntad, pues hacerlas es algo que nunca he podido ejecutar a cabalidad, y menos orientado los esfuerzos de una forma consciente, pues eso siempre lo fortaleció.

El enfoque total conlleva una ardua tarea de resistencia y habituación, se trata de ganar el control por medio de la simplicidad y lo básico de la vida, se trata de tener una vida digna y normal. Cuando ese mecanismo esté en su punto máximo dada la resistencia indirecta a sucumbir ante su poder, lo único que se puede hacer es enfocarse en la vida y en el diario vivir, en lo que se pretende hacer en el momento sin planificar nada. A mayores ataques y tentaciones del cerebro, mayores serán los contraataques por medio del enfoque total.

Tengo muchas expectativas con mi técnica ultimate, las semanas venideras se encargarán de demostrarme la efectividad de mis hallazgos y construcciones en pro de la recuperación de mi vida y mi libertad. Agradezco a todos por sus buenos deseos, y espero pronto, disponer de la capacidad y libertad personal para colaborarles en la construcción de un mundo mejor basado en la verdad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II