Los deberías





Sábado, 13 de marzo de 2010





FICHA 7. LOS DEBERÍAS




La crítica patológica utiliza tus creencias y valores para atacarte. Los “deberías” que elaboran tus reglas de vida forman la base ideológica del esfuerzo de la crítica por destruir tu autoestima. La crítica está evaluando constantemente lo que dices, lo que haces e incluso lo que sientes comparándote con un ideal de perfección. Como nunca estás a la altura del ideal de cómo deberías hablar, actuar o sentir, la crítica tiene bases interminables para acusarte de malo o de no valer nada.


Esta es la tiranía de los deberías: La naturaleza absoluta de la idea, el sentido inflexible del bien y el mal. Si no llegas a tus deberías, te juzgas como que eres una persona mala y que no vales nada.


Cómo Afectan los Deberías a Tu Autoestima.


Los deberías atacan a tu autoestima de dos formas. Primero, puede que tus deberías y tus valores no te encajen. En segundo lugar, atacan los conceptos morales de bondad y maldad a las situaciones, conductas y aficiones que esencialmente son inmorales. 



Ejercicio:



Descubrir Tus Deberías.


Escribe los deberías que tienen relación con cada punto del inventario. 



Inventario de Deberías.




1. Relaciones

  • Debo ser el más hábil e inteligente de todos
  • Debo ser el más poderoso de todos



2. Actividades en el hogar



Ya no existen deberías.



3. Actividades recreativas y sociales


Ya no existen deberías.




4. Actividades de trabajo.

  • Debo entender como funcionan las cosas para poder solucionar los problemas



5. Actividades Creativas.

  • Debo entenderlo todo




6. Actividades de Auto-Crecimiento

  • Debo resolver todos los problemas
  • Debo ser el más fuerte de todos




7. Deseos Sexuales.

  • Debo eliminar esos instintos primitivos y los conflictos psíquicos surgidos a causa de ello




8. Actividades Comunitarias

  • Debo salvar el mundo




9. Actividades religiosas.


No hay deberías.




10. Economía

  • Debo alcanzar cuanto antes mis metas financieras y adquirir mucho poder económico
  • Debo ser millonario



11. Auto-cuidado

  • Debo solucionar los problemas en mi cerebro cuanto antes




12. Alimentación.


No hay deberías.




13. Formas de expresar y tratar los sentimientos

  • Debo controlar al máximo las reacciones emocionales y someter a mi voluntad la presencia de los sentimientos



14. Experiencia interior.


No hay deberías.





Cuestionar y revisar tus Deberías.


Revisa tu lista de deberías y marca los que ha utilizado la crítica como base para sus ataques. Ahora estás en una posición para valorar estas reglas para determinar si son útiles. 



Estos deberías no están asociados con la crítica patológica, son simplemente una expresión intelectual del funcionamiento de ese mecanismo cerebral relacionado con la aptitud intuitiva, y dentro de los esquemas TOC, los deberías son una expresión obsesiva que hace que surja el impulso compulsivo de detección. 


Los deberías en el plano psicológico son AUTOCREENCIAS RIGIDAS que hacen que una persona se sienta presionada a actuar o pensar de determinada manera, pero no son esquemas mentales que dobleguen la voluntad quitándole la capacidad de decidir. 


Estoy seguro que ya no poseo esos deberías del plano psicológico, hace mucho tiempo trabajé fuertemente en ello con la terapia cognitiva y logré resultados muy satisfactorios, así que los deberías que enuncié son simples pensamientos - esquemas mentales que acompañan la acción de ese mecanismo cerebral anómalo, y en otros tiempos, al TOC.





Suprimir los Deberías


Cuando hayas decidido que un debería está minando tu autoestima, ya sea como regla general o en una situación particular, tienes que suprimir tu monólogo interior. Esto significa combatir agresivamente cuando la crítica intente golpearte con tu debería. La mejor forma de combatir es preparar una o dos frases consigna que puedas recordar y utilizar cuando te sientas mal por no estar a la altura del debería. 



Está técnica no funciona para tratar mi problema cerebral debido a que se basa en estructuralismo, respuesta compulsiva (ataque directo) y racionalización.





Los 'debería'




Cuando queremos conseguir cambios en nuestras vidas existen dos vías desde donde podemos plantearnos los cambios: Desde la elección o desde la imposición. Cuando elegimos hacer algo desde la elección, los cambios suelen realizarse con fluidez. Sin embargo cuando nos imponemos un cambio desde los "debería", nos encontramos luchando constantemente, terminando exhaustos y frustrados porque no hemos cumplido nuestros objetivos. 



Cuando intentas efectuar un cambio desde un "debería", estás intentando cambiar desde un punto de resistencia ("debo" significa "tengo que hacerlo ¡pero no quiero!").



Por ejemplo podemos tener una lista con algunos de los siguientes objetivos:




Dejar de fumar"
Ponerme a dieta"
Ir al gimnasio/hacer más ejercicio"
Comer sano"
Tomar un curso de…."
Gastar menos, ahorrar más"
No salir todos los fines de semana"
Beber menos"
etc…, etc…, etc…



¿Te suenan algunos?


Sin embargo, a pesar de toda nuestra buena intención después de un tiempo a veces corto otro más largo, vemos que la mayoría de nuestros buenos propósitos no se han cumplido y encima nos sentimos culpables y nos criticamos por no tener fuerza de voluntad, constancia, disciplina, etc… 


¿Qué ocurre?


La mayoría de nosotros queremos realizar los cambios desde el "debería". Louise Hay considera la palabras "debería" como una de las más dañinas de nuestro vocabulario porque nos dice que estamos equivocados, que estamos haciendo algo mal y debemos cambiar: "debería ponerme a dieta", "debería dejar de fumar", "debería hacer ejercicio".


Normalmente los deberías coinciden con nuestras listas de autocríticas. Crítica: "fumo/bebo/como demasiado": Conclusión: "debería dejar de fumar/beber/comer". Pero llevamos años criticándonos por lo mismo, ¿y nos ha servido de algo? 


Para realizar cambios positivos en nuestras vidas es necesario partir de una "elección" no una imposición. Los debería entonces se convertirían en, si yo quisiera "podría"…dejar de fumar, beber o comer en exceso. Esta postura siempre nos permite una opción. Nosotros podemos elegir. Nos devuelve nuestro poder.


Uno de los primeros ejercicios de auto-descubrimiento que propone Louise Hay en su libro "Usted puede sanar su vida" es, re-emplazar los "Debería" por "Podría".

Entonces un "debería ponerme a dieta", se convertiría en un "si verdaderamente quisiera, podría ponerme a dieta". Luego preguntarse: "¿y por qué no lo has hecho?...


A veces descubrimos que si no hacemos lo que queremos es porque tenemos miedo de no ser lo suficientemente capaces. Y en otros casos es que son "deberías" impuestos desde fuera y que realmente nunca hemos querido hacer.

Por ejemplo, ponernos a dieta: "Si verdaderamente quisiera, podría comer más sano". ¿Y porqué no lo has hecho? "He fracasado tantas veces"….


Hemos descubierto que por debajo existe una creencia de que no somos capaces de conseguir nuestro objetivo. Una vez realizados estos ejercicios de exploración podemos comenzar a plantearnos los cambios desde otra perspectiva:



Desde el amor y la aceptación de uno mismo
Desde nuestro poder de elección
Desde el apoyo mediante mensajes de amor y nutrición



"Yo elijo comer sano y hacer más ejercicio porque me quiero y amo mi cuerpo y cada célula que habita en él. Por eso, lo cuido y lo mimo. Soy capaz de conseguir cualquier objetivo que me propongo. Me amo y me respeto".




Si por el camino retrocedemos, continuamos con los mensajes amorosos y de estímulo hacia nosotros. Como se lo manifestaríamos a un niño cuando se cae. Lo animamos con palabras cariñosas y de estímulo para que continúe intentándolo.


El amor a uno mismo produce MILAGROS.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II