Técnica bicíclica y simetría mental





Jueves, 05 de noviembre de 2009



Ciertamente mi ausencia ha sido muy larga, pero, se muy bien que todos conocen los motivos, o mejor dicho, el motivo. La vida de una persona con TOC es muy difícil, es literalmente un infierno, excepto que para algunos, como yo, es más bien un purgatorio... pues en el infierno no existe la esperanza, más en el purgatorio siempre esta ahí viva y presente. 

La calidad de vida de una persona TOC es muy baja, así como su duración; igualmente, los cuadros depresivos, pscóticos y antisociales están muy presentes. Sin embargo, a pesar de tanto dolor y sufrimiento, estoy comprobando que este costo tan alto para desarrollar la aptitud intuitiva lo vale, y con mucho.

¿Cómo han sido estas últimas semanas? pues, bastante complicadas, para ser exacto; no es nada fácil cambiar el funcionamiento del cerebro por vías conductuales, y menos aún, maniobrar una habilidad que parece fuera de todo control... ¡esta hambre, esta sed, estos impulsos! parecen en tantas ocasiones como una parte molesta e imparable de mi naturaleza. Más la cuestión de mi lucha consiste en invertir esta facultad y convertirla en un auténtico y devastador poder.


Descubrí como funciona el principio de la SIMETRÍA MENTAL, o sea esa necesidad dominante de control en todos los campos de la vida y en cada uno de los movimientos de la conciencia, además de perseguir un natural perfeccionismo absoluto en el plano moral, intelectual y biológico. 

La simetría mental es como un océano en el que flotan todos los tipos de obsesiones y compulsiones organizadas jerarquícamente, comenzando desde las obsesiones simples, pasando por las puras, predominantes, nucleares y finalmente terminando con las elementales.


La técnica tricíclica que inventé hace algunos meses funciona muy bien, pero no es la técnica final, pues es más que todo aplicable para el aspecto psicológico más profundo del TOC, o mejor dicho, para abordar la parte de los esquemas cognitivos base, y para enfrentar las obsesiones - compulsiones nucleares.

Así que debido a la necesidad de hacer algo más directo en la lucha contra el factor neuroquímico y la obsesión-compulsión elemental, tuve que crear una nueva técnica derivada de mi anterior método de 3 pasos, algo más efectivo para contrarrestar ese funcionamiento exagerado del cerebro, y así inventé una técnica compuesta por 2 pasos, y a la que llamé la TÉCNICA BICÍCLICA o método de Turner (II).

La técnica bicíclica está únicamente orientada y diseñada para modificar el aspecto biológico del TOC, no se detiene en cuestiones psicológicas sino que actúa directamente sobre el aspecto fisiológico que es lo central en este problema neurológico llamado TOC.

Este método consta de 2 movimientos encerrados en una voluntad de combate indomable, su desempeño básico es facilitar una respuesta más contundente a la hora de responder al funcionamiento hiperacelerado del cerebro, es un sistema de control paulatino, cuyo efecto positivo es gradual.

Los dos pasos de la técnica son, y su ejecución si es lineal:

  • TOLERAR LA REACCIÓN NEUROLOGICA EVITANDO CUALQUIER POSIBLE RESPUESTA COGNITIVO-CONDUCTUAL. Es decir, permitir la sintomatología del TOC sin buscar conscientemente su desaparición.
  • CONCENTRAR LA ATENCIÓN EN OTRA COSA, Y SI ES NECESARIO POSPONER LA EJECUCIÓN DEL RITUAL (COMPULSION) POR 15 MINUTOS, MEDIA HORA, UNA HORA, 12 HORAS, 1 SEMANA...



Lo anterior es una derivación e integración muy exacta de mi vieja técnica triciclica basada en los principios avanzados de la terapia cognitiva bioconductual del doctor Jeffrey Schwartz y su método de los 4 pasos. La técnica biciclica está derivada de la fusión de ese principio y los fundamentos del neurofeedback, o método de entrenamiento mental que en la actualidad es un sistema muy revolucionario para autocontrol cerebral.

La técnica bicíclica requiere tener en cuenta dos eventos neurológicos clave sobre los que todo el trabajo se basa, el primero es identificar la obsesión como ese sensación incómoda, de nerviosismo y ansiedad de que "algo no anda bien", y segundo, reconocer la compulsión como esa sobrecarga de energía y presión cerebral que circunda por todo el cráneo como un impulso irresistible por detenerse a analizar y entender. Con esto básicamente se puede trabajar mi técnica maestra.



Igualmente la técnica exige la asimilación previa de varios puntos conceptuales concretos, durante la ejecución de la técnica no hay que pensar en esto porque hacerlo es un ritual:


  • El miedo (obsesiones) desaparece con la habituación.
  • Hay que permitir que pase lo peor, incluso aceptar la idea de morir y ser "malvado", una "mala" y "perversa" persona, con cierto "placer"; aplica para la obsesión elemental que es la misma para todas las personas con TOC.
  • Todos esos pensamientos e impulsos los produce el cerebro como consecuencia de una falla neurológica de hiperactividad descontrolada.
  • Sólo está permitido evaluar el resultado de la técnica cada 30 minutos, hacerlo antes es detenerse a ritualizar (compulsionar).
  • Hay que enfrentar gradualmente los miedos concretos, o sea los detonantes o activadores del mecanismo cerebral TOC.
  • Tenemos el poder de controlar nuestra mente, nuestro cerebro también puede ser dirigido por nuestra voluntad.
  • No es un defecto de personalidad o falta de carácter lo que interfiere en nuestra vida, la causa real de nuestros problemas es el TOC que interviene en TODO.
  • No se acaba el mundo ni se extingue la vida por no obedecer las órdenes del TOC, somos más fuertes que esa hambre.
  • Más actividad física - trabajo manual y menos labor intelectual.
  • La clave del IPSO FACTO, o sea en vez de detenerte, fórzate a proseguir sin importar lo "terrible" que pueda pasar.
  • Posponer evita hasta cierto punto quedarse atrapado en el ciclo y perder demasiado tiempo inmovilizado.



Todo es básicamente dos movimientos mentales de CERRAR y ABRIR, el efecto es inmediato, pero hay que esperar más de 21 días para apreciar mejores resultados. Se dan recaídas como en cualquier otro tratamiento, la clave es continuar sin detenerse, de la mano de la paciencia que todo lo alcanza.

Dado que está información es muy importante en el tratamiento del TOC, específicamente de la obsesión-compulsión elemental, y las nucleares, AUTORIZO EXPRESAMENTE QUE ESTE CONOCIMIENTO Y MIS DEMÁS ESCRITOS DE ESTE FORO RELATIVOS AL TOC SEAN SUBSTRAÍDOS Y PUBLICADOS LIBREMENTE POR QUIEN ASÍ LO DESEE, SEA PARA BENEFICIO PROPIO, DE UNA COMUNIDAD ESPECIFICA O DE ALGUIEN EN CONCRETO. Es un gran placer para mi contribuir en la construcción de un mundo mejor y en la comprensión de la mente humana.


También he avanzado mucho en el tratamiento de los apegos hacia personas, lugares, aficiones y objetos en particular; me siento muy libre y muy contento en ese sentido, ya no ando persiguiendo la neurótica idea de que me "quieran" o me "acepten", me basta mi propio afecto para vivir bien y relacionarme sanamente con los demás, pues en definitiva, uno siempre será su primer y gran amor, y si uno no se ama jamás podrá hacer algo "constructivo" por los otros.

También estoy experimentando con los afectos, evaluando su funcionamiento y recreando posibilidades de vida con o sin ellos, y el efecto que esto tiene sobre la vida del individuo. Espero pronto compartir mis conclusiones, observaciones y mis propias vivencias.

También espero pronto, cuando me encuetre más recuperado, colaborarles más en la comprensión de la AMS y su funcionamiento específico en cada una de las modalidades como la pedofilia, efebofilia, androfilia, gerontofilia, hebefilia, ginefilia... relativas a los rangos de edad y su clasificación dentro o fuera de los conflictos de identidad de género y AMS. 

También sobre el tratamiento de la bisexualidad, asexualidad y transexualismo; y otros fenómenos como la relación entre trastorno dismórfico corporal y AMS, dismorfia muscular y AMS, complejo de adonis y AMS, TOC y AMS, psicosis y AMS...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II