Rompiendo cadenas de negatividad




Últimamente estoy terminando el día muy cansado, pero me gusta que sea así porque definitivamente quiero salir del noctambulismo y ajustar mi tiempo a los horarios de la jornada laboral.

Hoy fue un día festivo aquí, o sea un día en que no se trabaja a nivel nacional, en Colombia las fechas de festividades religiosas no se celebran el día respectivo, y son trasladadas al siguiente lunes, como en esta ocasión, con la fiesta católica de todos los santos.

El fin de semana volví a tener problemas desagradables con la pornografía, creo que mi obsesión con este asunto no es tan fácil de solucionar después de todo, aunque ya estoy muy seguro que no es simplemente una adicción, sino una de las dos clases de tipos obsesiones que acompañan a mi condición de autista.  Creo que hablaré de mi relación con la pornografía en otra entrada, ya que se trata de un tema algo extenso, y es necesario estar más lúcido para expresar mis ideas con mayor coherencia.

La cuestión es que estaba descargando mucha pornografía, por el simple placer de ver algo nuevo o estudiar pautas en alguna nueva historia... siempre he preferido el porno gay, me parece más sucio y más "divertido", luego cuento por qué, aunque estoy seguro que en alguna de las entradas anteriores referí algún dato sobre este asunto, me parece que en mi historia erótica mencioné este punto; de cualquier manera es importante explicarlo con más detalle.

Y en cuanto a la masturbación... sinceramente nunca he sido adicto a eso, porque poco me gusta tener contacto con el semen, sin embargo, normalmente acompañaba las visualizaciones de pornografía con este tipo de masaje, y la técnica de mis masturbaciones no es la clásica, o sea la de usar la mano para agarrar el pene y subir y bajar el prepucio... mi técnica es tocar directamente el glande con dos dedos y estimularlo con un suave masaje...  Normalmente eyaculo pocas veces, no me gusta eyacular, y no tengo esas acabadas de litros que muchos hombres suelen tener, creo que aprende a controlar mentalmente la eyaculación, y casi siempre solo llego al nivel de presemen.  Esta vez fui más lejos, y acabé completamente, pero no fue la gran cosa.

La cuestión es que hoy tomé la decisión de no volver a ver más porno, y nunca más recurrir a la masturbación... y esta vez si hablo en serio, así como el mes pasado tomé la decisión de romper todo nexo con los videojuegos, pues andaba muy enviciado y perdía valioso tiempo de mi vida.

Estoy contento por esta decisión, salir de una adicción es cosa titánica, y pienso que la parte más complicada de mis adicciones, o para mi caso particular, se habla de obsesiones severas, ya se hizo, porque no he trabajado en este asunto unas semanas... llevo 6 años peleando por vencer esta poderosa fijación mental, y los resultados han sido bastante aceptables, y se que puedo ganar la pelea para siempre, y lidiar luego con los remanentes, que siempre quedan.

Otro buena noticia, es que hoy conocí a un muchacho interesante de 17 años, en esas casualidades de la red, es bisexual, pero es un tipo muy decente y con buenas ideas, me ha caído bien, y pienso invertirle ganas y energía para sacar algo bueno, y muy posiblemente un buen amigo que me ayude a vencer mi obsesión más antigua y más renuente a desaparecer: el tema de los adolescentes.

Por lo pronto, eso todo lo que tengo que decir por hoy, el resto del día estuve durmiendo y con lo del porno, que al final borré de mi laptop.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II