Implementando la risoterapia




Escribí que resolvería el TOC en tres meses... ejejeje, fue un poco osado, pero a la vez una actitud muy optimista... la cuestión es que resolver el TOC me tomó en realidad tres años más

Jueves, 17 de enero de 2008



Estoy contento porque he logrado estabilizar mis objetivos semanales y porque últimamente he trabajado muy bien..., como era de esperarse, el TOC ha sido el mayor obstáculo que se ha interpuesto en mi camino, es la causa de que muchas veces pierda valiosas horas del día como consecuencia de esa distracción que tales pensamientos originan; estoy muy decidido a hacerle frente hasta las últimas consecuencias y resolverlo totalmente en el periodo de tres meses que fijé al inicio de este año.

Mis avances en cuanto a este problema han sido el dominio de las obsesiones por medio de la exposición con prevención de respuesta, he evitado esas conductas compulsivas de comprobación y rumiación mental, pero no he logrado manejar el aspecto del lavado, no he sido capaz de ver la parte absurda de ese comportamiento.

Estoy aprendiendo a detectar los pensamientos automáticos obsesivos y a utilizar una técnica llamada LA FLECHA DESCENDENTE para abordar los supuestos personales que son causa de las obsesiones. Mi mayor logro en estas semanas fue manejar la parte de la ansiedad, reducir su intensidad y conseguir un buen nivel de relajación. 

Me está costando mucho lidiar con la parte de mi estrés crónico, creo que la única salida es dejar de lado mis actividades intelectuales, pero en este momento eso es algo que veo imposible debido a la necesidad de entrenarme terapéuticamente para superar el TOC, y por la cuestión de las fichas de la terapia de la página. También debo hacer varios estudios concernientes a mi trabajo y a mi proyecto de incrementación de la inteligencia. 

He descubierto una técnica muy interesante para disminuir el estrés que tanto me incomoda, se llama MEDITACION DE LA RISA, es muy sencilla de aprender y fácil de aplicar, forma parte de la terapia del humor o risoterapia, aspecto de la psicología que he estado estudiando en mis ratos libres, pues reconozco que la RISA es la mejor medicina para el cuerpo y el alma.


La técnica de MEDITACION DE LA RISA es la siguiente:

  • Ni bien nos levantamos, debemos estirar todo el cuerpo, cada músculo, cada célula, como hacen los gatos.
  • Luego de algunos momentos de estar estirándonos, cuando ya el cuerpo se ha sacado de encima ese particular agarrotamiento que suele tener a la mañana (y, además, cuando ya no se desespera por volver a acostarse), empezamos a reírnos. Tan simple como eso. Empezamos a reírnos.
  • Puede ser que al principio necesitemos forzarnos un poco. Para eso, podemos empezar con alguna risa impostada, falsa, como la de Papa Noel o algo así. Eventualmente, empezaremos a reírnos de verdad, de forma natural, con una risa que saldrá desde nuestro interior. Esta puede estar generada, en parte al menos, por la gracia (y el sentimiento de ridículo) que nos va a causar el estar haciendo una risa totalmente extraña y falsa, tan solo para forzarnos a reír.
  • Seguimos riéndonos durante unos cinco minutos, de la misma forma, sin ninguna razón verdadera, simplemente riéndonos por el bienestar de reírnos.
  • Esta técnica la deberíamos repetir a la noche, justo antes de irnos a acostar o cuando ya estamos a punto de dormir (sin la parte del estiramiento, por supuesto).
  • Se puede, además, trabajar con esta técnica en cualquier momento y lugar. Probemos, por ejemplo, en el auto, en los semáforos o si estamos atrapados en el trafico. Veremos como unos pocos segundos ya hacen que nos sintamos muchísimo mejor.
  • La ducha es otro excelente lugar para reírnos con muchísimas ganas.
  • En cuanto probemos una vez esta técnica nos daremos cuenta de que bien que nos hace, sentiremos los cambios en nuestra energía y en el estado de animo que tenemos.
  • Otra buena idea que puede ayudarnos a empezar es ayudar algún tipo de grabación de risas como fondo, para impulsarnos a sacar la risa interna.
  • Luego de un tiempo ya no necesitaremos forzarnos en lo más mínimo, ya que el cuerpo y la mente se adaptan a la situación y empiezan a esperar esa dosis diaria de risa y toman el control, haciendo que no necesitemos de ningún motivo para entrar en la técnica de meditación.


Mis supuestos personales más complicados de resolver son los relacionados directamente con la moral, me siento culpable de todo lo malo que hacen las personas, siento que tengo el deber de corregir a todo el mundo, de gritar a los cuatro vientos el gran mal que la gente se está causando con ciertas conductas como son las píldoras anticonceptivas que en su totalidad son abortivos, el libertinaje sexual, los hurtos, los chismes, la ruptura familiar, los negocios ilícitos, los condones, la falta de castidad en el matrimonio, etc... cuando estos pensamientos vienen a mi mente me siento acusado por la idea de no preocuparme lo suficiente por estas personas, siento que estoy faltando a la caridad por omisión, pues "tengo" el deber de gritar la verdad así se disguste todo el mundo. 

No tiene sentido que me preocupe por otras personas de esa manera, pues ellos no son "bebés", supongo que ellos deben saber muy bien lo que hacen, pues cada persona lleva en su interior la verdad sobre el bien o el mal, pero quedo preocupado pensando que tal vez no lo sepan. Debo hallar una respuesta a este tipo de preocupaciones, debo conocer muy bien los fundamentos de la moralidad desde el enfoque cristiano, si obtengo esa respuesta estaré tranquilo, si logro apreciar hasta qué punto llega mi responsabilidad sobre la vida de otras personas obtendré la serenidad y la paz. 

Me gustaría encontrar a un sabio que me ayude a resolver mis incógnitas y que se capaz de responder a todas mis preguntas; hasta el momento no he hallado a alguien en quien pueda confiar, y temo que la solución de este problema no la conseguiré sin ayuda; mi TOC es como una necesidad de respuestas y seguridades absolutas sobre los temas más delicados de la vida y directamente ligados a la salvación del alma.



Me hice amigo de mi ahijado, nos estamos viendo con regularidad, estoy ganándome su confianza poco a poco. En este momento lo estoy ayudando indirectamente, estoy propiciando una comparación entre el afecto gay y el amor verdadero entre dos hombres. 

El vínculo que estoy construyendo con mi ahijado me está permitiendo conocer directamente los sentimientos más profundos de los chicos que sólo han visto en el estilo de vida homosexual la única respuesta a su condición de AMS. 

Mi objetivo es derribar poco a poco los argumentos defensivos que le impiden a mi amigo abandonar la falsa seguridad del mundo gay y creer en la posibilidad de la curación. Mi mayor logro es la confianza que él me ha depositado, pues con el paso del tiempo ésta confianza me permitirá tener un lugar muy privilegiado en su vida. 

A través de mi ahijado he podido disfrutar de la amistad con un adolescente, estoy conociendo su mundo juvenil, probablemente podré interactuar luego con sus amigos sin AMS. Tener un trato cercano con él me ha dado la posibilidad de corresponder a la confianza y de compartir mis preocupaciones con otra persona, también se ha hecho realidad una porción de mis sueños de adolescente, y siento que estoy cumpliendo con un deber que asumí cuando lo adopté como mi protegido.



La semana que viene concretaré el asunto de los grupos juveniles de los cuales extraeré a los amigos que conformarán mi sistema de apoyo para la resolución de mi AMS y demás problemas de socialización, éste es un reto muy grande que tengo la obligación de asumir de una vez por todas si quiero lograr resultados definitivos. 



La terapia cognitiva me está permitiendo detectar los pensamientos automáticos procedentes de la AMS, las respectivas distorsiones cognitivas y los supuestos personales muy ligados a mi autoimagen. En lo que viene de este mes procuraré concentrarme en este punto, ya que actualmente lo estoy tratando muy superficialmente por la cuestión del TOC.




El sábado colgaré la ficha 1.8, estuvo difícil, pues me gasté muchas horas desarrollándola, pero me siento conforme con el trabajo realizado.



Extracto de la ficha 1.7.



6. PROPUESTA DE EJERCICIOS PRÁCTICOS A REALIZAR PARA LLEVARLO A LA VIDA COTIDIANA. ESCRIBE LAS CONCLUSIONES DE ESTOS EJERCICIOS EN TU CUADERNO.




a. Durante esta semana intenta reconocer cuando te sientes ofendido o dolido y si es o no una victimización.




SITUACIÓN

PENSAMIENTO AUTOMÁTICO
RESULTADO
No conseguir los objetivos
"Soy un fracasado"
VICTIMIZACION. Me desanimo, considero injusta a la vida o a Dios, culpo a las circunstancias

Ser ignorado por la gente
"No me quieren"
VICTIMIZACION. Estados depresivos, irritabilidad, deseos de venganza.

Posponer los planes
"Temo no triunfar a tiempo"
Estados depresivos

Escuchar críticas o comentarios despectivos
"La gente no sabe valorarme"
No le doy importancia a las palabras, comprendo la debilidad del otro

Ser menospreciado o tratado como inferior
"Pobrecitos, no tienen idea de lo que dicen"
No reacciono negativamente, protejo mi autoestima

No recibir apoyo
"No me aman realmente"
VICTIMIZACION. Me acompaña la idea de que las personas cercanas a mí tienen la obligación de ayudarme

Falta de reciprocidad en la amistad
"No es un buen amigo"
VICTIMIZACION. Desconfianza, paranoia

Incumplimiento de promesas y/o tratos
"No le interesa mi vida ni mis problemas"
VICTIMIZACION. Desconfianza, estados depresivos



b. Unas de las características de la victimización es un sentimiento de injusticia unido a la incapacidad de defenderse. Por esta razón si descubres victimización, piensa de qué otra manera podrías actuar.



Lo ideal es proteger la autoestima, exigir el cumplimiento de los derechos asertivos:

  1. Derecho a ser tratado con respeto y dignidad.
  2. Derecho a equivocarse y a hacerse responsable de sus propios errores.
  3. Derecho a tener sus propios valores y opiniones.
  4. Derecho a tener sus propias necesidades y que éstas sean tan importantes como las de los demás.
  5. Derecho a ser uno el único juez de sí mismo, a experimentar y a expresar los propios sentimientos.
  6. Derecho a cambiar de opinión, idea o línea de acción.
  7. Derecho a protestar cuando se es tratado de una manera injusta.
  8. Derecho a cambiar lo que no nos es satisfactorio.
  9. Derecho a detenerse y pensar antes de actuar.
  10. Derecho a pedir lo que se quiere.
  11. Derecho a ser independiente.
  12. Derecho a decidir qué hacer con el propio cuerpo y con el propio tiempo y las propias propiedades.
  13. Derecho a hacer menos de lo que humanamente se es capaz de hacer.
  14. Derecho a ignorar los consejos de los demás.
  15. Derecho a rechazar peticiones sin sentirse culpable o egoísta.
  16. Derecho a estar solo aún cuando deseen la compañía de uno.
  17. Derecho a no justificarse ante los demás.
  18. Derecho a decidir si uno quiere o no responsabilizarse de los problemas de otros.
  19. Derecho a no anticiparse a las necesidades y deseos de los demás.
  20. Derecho a no estar pendiente de la buena voluntad de los demás.
  21. Derecho a elegir entre responder o no hacerlo.
  22. Derecho a hacer cualquier cosa mientras no se violen los derechos de otra persona.
  23. Derecho a sentir y expresar el dolor.
  24. Derecho a hablar sobre un problema con la persona implicada y en los casos límites en los que los derechos de cada uno no están del todo claro, llegar a un compromiso viable.
  25. Derecho a vulnerar, de forma ocasional, algunos de los Derechos Personales.


También suelo utilizar una técnica cognitiva llamada "EL ABC DE ELLIS" para modificar el resultado de los pensamientos que surjen del malestar emocional que ciertas situaciones me crean y que son causa de victimización y conductas relacionadas. He notado que los problemas relaciones y de la vida en general son propiciados por la forma como interpretamos los hechos.

La técnica ABC de Ellis es la siguiente:


Se compone de tres siglas: A B C.
A: Cualquier Acontecimiento de nuestra vida.
B: Pensamiento generado por ese acontecimiento.
C: Consecuencia final de ese acontecimiento.

Ejemplo:
A: Mi jefe me ha dado una mala contestación
B: Creo que soy inútil
C: Me siento mal por la situación
La clave del ejercicio se encuentra en B al ser un pensamiento erróneo que hemos generado a partir de A que es el acontecimiento que lo ha generado. Por lo tanto la C que es la consecuencia que nos ha generado la situación, es negativa porque nos hace sentir mal.
Es decir, en vez de pensar que soy un inútil (B) puedo pensar que mi jefe puede tener un mal día y por eso me ha contestado así, lo cual, por supuesto no es óbice para que lo pague conmigo, pero de este modo protejo mi autoestima. Si cambio (B) automáticamente cambio (C) y ya no me siento mal al pensar que soy un inútil.

El esquema quedaría modificado de la siguiente forma:
A: Mi jefe me contesta mal
B: Puede tener un mal día
C: Continúo trabajando, yo no tengo la culpa de que esté de mal genio.



c. Haz una lista de las características que se nombran en este documento que puedas reconocer en ti e intenta recordar desde cuando las tienes y en qué han marcado tu vida.
  • IDENTIFICACION CON EL PADRE DEL SEXO OPUESTO
No poseo esta característica debido a que no tengo conflictos de identidad de género, me siento muy a gusto con mi naturaleza masculina. En mi niñez no me identifiqué con mi madre porque no busqué en la feminidad algún tipo de refugio como reacción a heridas homoemocionales, desde los 11 años he rechazado a las mujeres y a la feminidad en general. En ningún momento he adoptado actitudes femeninas o mostrado amaneramientos.
  • COMPLEJOS DE INFERIORIDAD EN LA MASCULINIDAD
Estos complejos me acompañan desde los 15 años, época en la que inició mi conflicto homoemocional. Estos complejos de inferioridad fueron el origen de la ambivalencia respecto al mismo sexo, el impedimento para relacionarme a nivel de grupo, la causa del aislamiento y el factor central en el desarrollo de las heridas de autoimagen. El componente de este complejo está ligado fundamentalmente al aspecto físico.
  • INFANTILISMO
Procede de los tempranos años de mi infancia. No me he quedado estancado en la niñez si no en la adolescencia, de manera que muchos de mis sentimientos, pensamientos y comportamientos son los de un chico de 15 años, y no son propiamente pueriles. Mi infantilismo se caracteriza por el miedo, me siguen acompañando varios de los temores que adopté desde la niñez. El infantilismo es la causa de mi cobardía, inseguridad y desconfianza. En muchos aspectos he denotado gran madurez a lo largo de la vida, pero en otros tantos han persistido esos sentimientos de niño que estoy en proceso de resolver. Mi AMS está más ligada a la adolescencia que a la niñez.
  • MASOQUISMO PSIQUICO
Actualmente estoy libre de ese padecimiento. Surgió desde los 4 años, aproximadamente. Fue lo que fomentó mis vicios y tendencias autodestructivas.

  • AUTOCOMPASIÓN
Nació desde el momento en que me relacioné con los chicos de la escuela primaria, tuvo su punto de partida a raíz de sentirme diferente e inferior por no tener un papá. La autocompasión ha sido el germen y motor de mis varias neurosis.
  • EGOCENTRISMO
Esta cualidad poco me ha caracterizado. Los niños son egocéntricos por naturaleza. Desde mi adolescencia he sido muy dado al servicio, a pensar en los demás y a preocuparme por la vida de los otros. Me ha distinguido la tendencia contraria al egocentrismo: el alocentrismo. Fui un egocéntrico cuando busqué todo tipo de placeres insanos.  



Hace un par de meses redacté este breve escrito sobre la bisexualidad en general:

"La bisexualidad es un estado parcial de bloqueo psico-afectivo-sexual, es la prueba clara de que todo ser humano con sentimientos de atracción hacia el mismo sexo tiene una naturaleza heterosexual que es inmodificable y simplemente susceptible de alteraciones por conflictos psicológicos; en algunos casos, la bisexualidad es parte de un trastorno psicosexual particular que genera un apego a buscar gratificaciones sexuales con hombres, pero en estos casos la persona no presenta un cuadro clínico de homosexualidad genuina, él/ella está seguro de su heterosexualidad pero presenta problemas en integrar la afectividad, además comparte un sentido de desviación moral y cierto tipo de trastornos de personalidad. 

Los conflictos asociados a una tendencia homosexual facilitan que una persona se estanque en su desarrollo emocional, esto hace que se bloquee la correcta fluidez de su instinto sexual, pues el instinto sexual tiende a manifestarse en su plenitud cuando en la persona las necesidades psicológicas más relevantes asociadas con vínculos sanos interpersonales ya se encuentran satisfechas en su totalidad, es en este caso cuando se habla de una integración perfecta de la sexualidad; por tal motivo puede presentarse un bloqueo parcial (bisexualidad) de diversos grados o uno muy totalitario (homosexualidad) que tiende a anular el instinto heterosexual. 

No obstante, todos los humanos por distanciados que estén de su identidad de género siempre van a sentir de alguna manera su instinto heterosexual natural biológicamente predeterminado".


Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II