De regreso con los videojuegos




Hoy me siento enfermo, me está empezando una de esas gripes que tanto odio... especialmente, porque al final de esa pesadilla heredó una horrible y persistente tos que tarda harto en desaparecer; por lo tanto, hoy no salí de mi casa, como de costumbre, y me dediqué exclusivamente a sondear la red, y otra vez he pospuesto el asunto del trabajo y la investigación de negocios... ¿será que algún día voy a tomar con seriedad este asunto tan transcendental?  supongo que lo mejor será que pase pronto, porque cuando se me acaben los ahorros la única alternativa será si o si.

Conquistar el mundo no es fácil, en especial para una persona con tantas limitaciones de todo orden como yo, pero eso es precisamente lo que me dará ese aire de persona extraordinaria y lo que dejará perpleja a la humanidad...  un don nadie, un autista, alguien sin valor para los poderosos terminaría siendo mucho más temerario que todos ellos juntos...  es fundamental para la vida tener clara la visión de adonde queremos llegar, sin una meta, sin una orden para programar al cerebro y sus funciones automáticas de éxito, no se van a cosechar jamás los logros.

Quise escribir sobre la pornografía hoy, pero con mi estado de ánimo bajo debido al malestar físico me fue imposible, y es que tengo que poner en orden muchas ideas... espero hacerlo pronto.

Como novedad del día, volví al tema de los videojuegos, y es que me tocó como medida de salvamento y artilugio de sustitución ante la decisión de parar las formas de imaginería sexual y pornografía tan recurrentes en mi vida en las últimas semanas... sin un estabilizador fuerte, me temo que no es posible dejar algo tan obsesivamente adictivo como el sexo...  lo ideal sería compartir con las personas y pasar tiempo con los amigos, pero como todos saben, ese asunto es bastante complicado en mi vida.

De cualquier manera, trataré de juegar organizadamente, y por tiempo, y enfrentarme a las obsesiones de la forma inteligente como lo he hecho con las otras, y no gastando tanta energía mental en preocuparme por controlar y resolver estos asuntos.  Se trata de vivir, simplemente vivir, no me puedo permitir que las reglas rijan mi vida, un poco de caos de vez en cuando no hace daño.

Eso es lo que consigno a grandes rasgos sobre este día que en 4 minutos terminará.  Buena noche.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II