Las metas terapéuticas de 2008




Me gustaría poder decir que los objetivos que me fijé para 2008 fueron cumplidos a cabalidad, pero los resultados fueron otros... creo que en 2008 descarté la presencia de la AMS en mi vida, lo cual fue muy importante, tuve un logro académico importante, avancé significativamente en aprender control sobre la obsesividad y la compulsividad, pero fui horriblemente torturado durante este año, aunque en realidad toda mi vida se ha basado en agonía constante y sufrimientos indescriptibles, pero a la vez la esperanza me ha mantenido vivo y optimista.





Miércoles, 02 de enero  de 2008



Hoy comienza una nueva etapa en mi vida..., este será el año en que conseguiré todo con lo que he soñado durante años, se acerca mi liberación y la conquista de mis sueños más preciados. Vengo de un año lleno de muchas pruebas y dificultades, pero muy marcado por el conocimiento, la comprensión, la experiencia y la sanación. Me siento contento de haber alcanzado muchas de mis metas personales en el campo de la salud, aspecto fundamental para poder lograr con efectividad el cumplimiento de mis demás objetivos.

La curación de mi TOC me tomará al menos 3 meses más, y la de la AMS, máximo 1 año. En este momento continuo centrado en la psicoterapia cognitiva, este conocimiento me ha sido enormemente útil para abordar todos los aspectos de mis problemas psicológicos desde ese componente cognitivo que los entrelaza.


Tengo un buen control de la obsesividad, ya no caigo tan fácil en los comportamientos compulsivos, he logrado desentrañar la raíz de varias de las obsesiones, también he conseguido reducir el nivel de ansiedad. He descubierto que la solución del TOC radica en modificar las autocreencias de la niñez, en reestructurar los esquemas cognitivos incorrectos y en hallar la respuesta a mis máximas preocupaciones existenciales. En este momento estoy trabajando este aspecto.

Mi moral sobreelevada continua siendo mi mayor dolor de cabeza, la interpretación errónea del componente religioso es lo que distorsionó mi capacidad para asignar correctamente la responsabilidad ante las acciones y eso creó el sentimiento de autoculpabilización extrema. 

La preocupación por el lavado es algo que medianamente he logrado controlar, necesito tener certeza absoluta sobre no ser portador de VIH, pese a que todo apunta a que me hallo libre del mortal virus..., la duda no me deja en paz, y el próximo examen es hasta marzo... solo quedaré en paz luego de la prueba final en el mes de septiembre. No hallo otra alternativa para salir de la incertidumbre. 

Lo que me molesta en demasía es la extrema prevención que le tengo a mis propios fluidos corporales y a los de las otras personas, no permito que me toquen en la cara ni que me den besos, tampoco me permito hacer eso con los demás. Estoy muy atento a todo pequeño detalle, y realmente es incómodo vivir así, le temo a cualquier evento de posible infección accidental. No soy capaz de aceptar que los accidentes ocurran. 


Mis obsesiones más fuertes están ligadas a la higiene, le tengo pavor al VIH y todavía no logro confiar en las probabilidades mínimas de situaciones susceptibles de contagio, me asusta la idea de que personas inocentes supuestamente sean infectadas por mí, o que alguien que porte ese virus me lo transmita accidentalmente, y como no es posible reconocer a simple vista a los portadores, sepan ellos o no que tienen el virus en su cuerpo, pues vivo en alerta máxima.

Intento hallar una manera para detener las conductas de evitación pasiva (prevención) y parar los rituales de lavado y desinfección, pero encuentro muy sensato lo que hago y no puedo basarme en hipótesis esperanzadoras o en simples opiniones de otras personas que no están sustentadas por evidencias aceptables para mí.


Mi TOC se activa en su punto máximo cuando decido ser una mejor persona, ser leal a Dios o ayudar a la gente. Está conectado a mis aspiraciones de santidad y al horror que me causa la idea de la condenación eterna.

Pronto terminaré con este tormento y obtendré la ansiada libertad de pensamiento.




Los hombres me atraen muy poco a nivel sexual, pero aún siento los impulsos homoeróticos debido a que las necesidades homoemocionales continúan insatisfechas, estoy curando las heridas lentamente, especialmente las de autoimagen. Cuando estoy muy estresado a causa de las obsesiones de duda y lavado miro con lujuria a los chicos, pero el deseo sexual se desvanece muy rápido, ya no siento interés por el contacto sexual, lo único que deseo es la satisfacción de mis necesidades emocionales y la construcción de un vínculo de amistad, estoy modificando los patrones inconscientes de sexualización, esto hace que aprecie con claridad el sentido y objetivo de la AMS. Me interesa el cariño verdadero.

Quiero sanar porque deseo sentirme seguro de mi masculinidad y heterosexualidad, deseo tener muchos amigos de mi mismo sexo, quiero disfrutar de la compañía de las mujeres y quiero conocer el mundo de los adolescentes.

Mi conocimiento sobre el problema de AMS es muy amplio y domino muchas habilidades terapéuticas que son indispensables para mi curación, todavía me falta adquirir más información.

He fijado este año como el periodo de tiempo máximo para superar este problema, voy a prestarle más atención al proceso y voy a establecer una fecha para cumplir con cada tarea curativa, y haré una ficha por semana. Es muy probable que resuelva la AMS antes de terminar las fichas de todos los documentos, pero esta alta probabilidad no será motivo para no llevar hasta el final el trabajo de la página.


Mi metodología para superar la AMS consiste en trabajar la terapia Cohen y la terapia de la página. En la terapia Cohen me encuentro en la fase media, en el punto de terapia cognitiva, desarrollando tareas de reestructuración mental, le dedicaré 2 meses a esta labor sin descuidar los demás aspectos globales del tratamiento. En la terapia de la página estoy algo quedado, intentaré nivelarme, lo bueno es que conozco el contenido de casi todos los documentos y ya he llevado a cabo buena parte de las tareas que se plantean en las fichas.


Mi plan de trabajo está basado en la consolidación de un grupo de apoyo, de un sistema de amigos en todos los niveles, a través del cual logre la satisfacción de mis necesidades emocionales y la curación de mis heridas de vínculo afectivo. Continuaré trabajando con mi psicóloga, y procesando más información para hacerla vida. 

Es probable que regrese a la preparatoria, es una medida de emergencia en caso de que no logre construir en este mes un grupo de apoyo; el colegio recreará el ambiente perfecto para una curación rápida y radical, mi edad biológica de 16 años es mi mejor ventaja para conseguir hacer realidad este plan y alcanzar los objetivos, lo único que afecta esta decisión es mi trabajo, los proyectos financieros y mis nuevos intereses profesionales; no obstante, estoy dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias por mi curación total. Solo participaré de un grupo de apoyo presencial de la página si todos los miembros vivimos en la misma ciudad.


Mi estrategia de éxito yace en la organización del tiempo, en el diseño de un horario flexible y en la disciplina que le imprimiré a todos los aspectos para cumplir con rigor los objetivos semanales y mensuales. Contar con apoyo es la mejor táctica, por eso, lo convertiré en el pilar de todo, ya sea directo o indirecto. Liberarme del TOC y regresar con el Señor Jesucristo me hará invencible.



Estoy diseñando un método para incrementar la inteligencia, estoy juntando investigaciones y mis propios descubrimientos. Este es uno de mis proyectos más importantes, y una vez que lo haya terminado y probado su efectividad, lo compartiré con la humanidad. Por ahora solo recopilo información y estudio los descubrimientos y técnicas desarrolladas por otras personas, apenas le puedo dedicar un par de horas a la semana, todavía es muy prematuro para dar detalles.


La obsesión de la duda interfirió mi capacidad para la lectura, es por eso que he avanzado tan lentamente en conseguir mis objetivos intelectuales. Cada vez que decidía leer tenía miedo de no entender, olvidar las ideas centrales o distraerme, y eso me producía muchísima ansiedad. Así que fue por ello que suspendí la lectura de libros o documentos que me producían ese malestar emocional tan desesperante. Mi enfermedad mental me ha hecho perder tiempo valioso, pero todo está cambiando.



Esta semana volveré a publicar fichas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II