Inicia la peor obsesión de mi vida: el VIH




Esta entrada trata sobre mi regreso a la terapia reparativa después de una ausencia de 6 meses por motivo de tratamiento especializado, y porque había comenzando uno de los peores flagelos de mi vida, la terrible obsesión del VIH, la cual representa uno de los momentos más oscuros y tortuosos de mi vida, y un recuerdo nada grato de mi pasado.  

Las entradas que prosiguen a este fecha tienen gran contenido sobre la vivencia de esta tan particular obsesión.




Domingo, 22 de julio de 2007


Luego de tan largo receso he tomado la decisión de continuar la terapia de la página y de regresar a esta comunidad virtual tan querida para mí.


Os doy las gracias a todos los que me habéis escrito y apoyado con vuestras palabras.

Por el momento no dispongo de mucho tiempo, pero estoy en capacidad de resolver una o dos fichas a la semana. Mi tarea principal en la actualidad es prepararme para un importante examen escrito del cual depende mi futuro académico, también estoy adelantando un proyecto para resolver mis principales problemas externos de una vez por todas.


En este periodo he madurado bastante, he descubierto muchísimas cosas sobre mi mismo, he afianzado los lazos que me unen a las personas que me son más queridas, he construido las bases para edificar futuras amistades verdaderas, así como todo lo que hace más fácil la curación de las heridas emocionales y el cumplimiento de las necesidades afectivas insatisfechas.

He tenido la oportunidad de incrementar mi conocimiento teórico y de llevarlo a la práctica con satisfactorios resultados. Este tiempo me ha hecho entender el valor que tiene la vida y la importancia que tiene el solucionar los conflictos para alcanzar la felicidad y todas las demás metas. Estoy muy contento de regresar a la página porque la ayuda que he encontrado aquí es invaluable y me llena de entusiasmo la idea de terminar esta interesante terapia.

Durante estos 6 meses he continuado trabajando la terapia del doctor Richard Cohen, he tratado de seguirla al pie de la letra y puedo afirmar con completa seguridad que son enormes los logros que he alcanzado en cuanto a la comprensión y curación de la AMS; este tratamiento también me ha hecho ver que la AMS es tan solo uno de los tantos problemas psicológicos que giran alrededor de otro mayor. Gracias a este enfoque terapéutico pude identificar muchos síntomas de otras enfermedades.

Básicamente estoy centrado en la segunda etapa del tratamiento y la mayor parte de mi trabajo está orientado por la psicoterapia cognitiva – conductual. Mi principal objetivo es incrementar mi autoestima, sanar mis problemas psiquiátricos, cambiar mi estilo de vida y reprogramar mi mente para pensar correctamente y libre de la tiranía de los pensamientos distorsionados y erróneos. He adquirido dominio sobre varias técnicas de psicoterapia las cuales utilizo diariamente para resolver problemas, frenar episodios neuróticos, ayudar a los demás y disfrutar cada instante de la vida.

Me he convertido en un hombre muy asertivo a la hora de actuar y de hablar. Se que me falta mucho camino por delante y soy muy consciente que a medida que avance más, las cosas se irán tornando más exigentes, pero eso es señal de que la meta ya está próxima.

Cuento con la asesoría y el seguimiento de una psicóloga clínica, me reúno con ella cada 10 días por espacio de una hora. Nuestro trabajo ha sido muy interesante y me siento muy contento de contar con su valiosísima ayuda.

En el momento estamos trabajando la parte de mis problemas psiquiátricos, pues son éstos los que más sufrimiento me causan, estamos estudiando la raíz de estas situaciones pues es comprensible que todos tienen su origen en conflictos psicológicos subyacentes, así como en problemas orgánicos que requieren seguimiento médico, pero por el momento estamos centrados en la parte psicológica, incluso no he tenido necesidad de ser remitido con el psiquiatra, pero estoy seguro que la evaluación con un neurólogo o neuropsiquiatra es necesaria más adelante.


Mi principal problema psiquiátrico es la ansiedad, padezco el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) basado en rumiaciones mentales y rituales de verificación; este trastorno tiene como base causal en mí, muchas ideas erróneas fuertemente arraigadas en el inconsciente relacionadas con Dios, la moral, el amor, la responsabilidad y mi autoconcepto; la técnica cognitiva que me ha resultado más efectiva para hacerle frente ha sido la de exposición con prevención de respuesta y una que otra de detención de pensamientos.

También poseo algunas características de uno que otro trastorno de personalidad, pero no me han hecho un diagnóstico claro, excepto en el caso del trastorno de personalidad obsesivo-compulsiva. El cimiento de todos los problemas psicológicos y psiquiátricos es la baja autoestima la cual crea inseguridad, desconfianza y heridas emocionales. A esto le siguen los trastornos de personalidad que configuran los patrones de percepción, reacción y relación que son relativamente fijos, inflexibles y socialmente desadaptados en una persona, y estos hacen que no se adapte a la realidad, lo cual debilita la capacidad operacional. Los trastornos de personalidad crean problemas psicológicos como la AMS, la inadaptación al entorno, la neurosis, las conductas compensatorias de déficit emocionales, etc., y posteriormente enfermedades mentales como la depresión, la ansiedad y la psicosis.


Estoy trabajando estructuralmente la resolución de todos esos conflictos basado en el esquema anterior. Mi prioridad es la salud que equivale a felicidad. Se que salir y superar todo ese lío mental y del corazón me convertirá en un elemento muy útil a la humanidad y en una persona rebosante de sabiduría y experiencia vital.


En estos días he estado sufriendo enormemente a causa de la cuestión del VIH, siento una terrible angustia y un espantoso temor. Mi elevado sentido moral, el TOC y mis distorsiones cognitivas han hecho que la culpa me agobie ocasionándome reacciones exageradas. Había planeado realizarme la primera prueba de VIH en este mes, y pues me puse en la tarea de investigar más sobre el tema y luego me espanté con la información que hallé en fuentes confiables, entonces fue cuando recordé mis negligencias y me sobrevino el terror con la idea de ser seropositivo y un peligro para mi familia y amigos. 

Solo he tenido contacto sexual con dos personas en mi vida y eso pasó en este año, nunca he usado drogas ni tampoco he estado expuesto a otra situación de riesgo aparte de la sexual. No obstante, aquellos encuentros sexuales que aunque no fueron significativos, sí tuvieron cierto nivel de peligro, pese a las usuales condiciones de protección.

Aprendí que la castidad es la única forma segura de protección frente al SIDA y las otras ETS (enfermedades de transmisión sexual), pues el condón no es un método seguro ya que muchas veces se rompe o se resbala y sus microporos son considerablemente de mayor tamaño que el VIH y eso hace que el virus tenga facilidad para penetrarlo, si el uso del condón fuera un método seguro, entonces las cifras de contagio por VIH y muertes anuales por causa del SIDA hubieran disminuido drásticamente como resultado de tantas y tantas campañas de “sexo seguro” basado en el uso del preservativo. Se sabe que el índice de falla del condón es del 15%, y los expertos señalan que NO EXISTE EL SEXO SEGURO, pues la prevención del SIDA no depende de un pedazo de látex (condón), sino de una vida moral.

También está comprobado que el sexo por vía anal es el de mayor riesgo, y si hablamos en términos de estadísticas... me atrevo a afirmar que pese a usar el condón, el verdadero riesgo de contagio es de un 90% por esa vía, de un 80% por vía vaginal y de un 70% por la oral.

Todos esos datos y conclusiones me hicieron entrar en crisis y tomar la decisión de jamás involucrarme en ningún tipo de actividad sexual, el sexo se convirtió para mí en un sinónimo de VIH y en una actividad extremadamente letal. Tiempo atrás le había perdido el gusto a la conducta sexual y en especial a las actividades homosexuales, y ahora con todos esos múltiples riesgos de salud que he evaluado y que se agrupan en ese tipo de actividades, mi decisión es tajante y unánime, mentalmente he asociado todas las depravaciones con el SIDA, resultado justo de la inmoralidad sexual.

Lo que me ocasiona más dolor es la incertidumbre de no saber, pues debo repetir la prueba en intervalos de 6 meses por espacio de año y medio en distintos laboratorios para salir completamente de dudas. Mi mayor preocupación no consiste en si estoy contagiado o no, lo que me aterra es ser un peligro para mi familia y amigos en el caso de estar infectado y no saberlo, pues jamás me perdonaría ser causa de sentencia de muerte para inocentes, y ante ese virus uno debe ser cuidadoso para no contagiarse incautamente. 

Es por eso que le conté a mi familia y amigos sobre mi temor a ser portador del VIH, fue algo tremendo pero mi conciencia no me dejaba en paz, y aunque soy considerablemente paranoico y armo muchas películas en mi cabeza, también soy consciente de las consecuencias de mis irresponsabilidades; fue bochornoso contar eso y más aún sin haber sido totalmente claro sobre las actividades que me pusieron o me han puesto en jaque, de todas maneras le pedí a mis seres queridos que fueran cautelosos con mi sangre, y el TOC ha hecho que me convierta en un exagerado aseador, detector de gérmenes peligrosos y un escrupuloso empedernido en el manejo de mis más leves heridas y manipulación de mi sangre.

Espero no estar infectado, pero si llego a estarlo seguiré adelante y trabajaré para hallar la manera de curarme, aunque confieso que este asunto me tiene fuera de control, y pues si no tuviera esos trastornos de personalidad y ansiedad me tomaría las cosas con más calma. Deseo hallar una salida a todo esto.


Una vez más reitero mi regocijo al estar aquí nuevamente con el propósito de trabajar a fondo las fichas y los demás componentes de la terapia de la página, así como compartir mi vida y aprender de todos ustedes.

En otra ocasión les hablaré sobre mi rutina psicoterapéutica y mis principales herramientas de trabajo, y también sobre las habilidades y destrezas que he adquirido.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II