Una autoevaluación inicial






Jueves, 10 de marzo de 2011



He estado muy corto de tiempo en las últimas semanas ya que he tenido que preparar y rendir exámenes finales en mi facultad, y como estudio dos especializaciones simultáneamente, pues mi tiempo es verdaderamente reducido.

Por otro lado, estoy liderando un nuevo grupo de trabajo, y se me han asignado más responsabilidades, así que me ha tocado descontar parte de mi tiempo libre, y dormir menos horas, para cumplir a cabalidad con los compromisos y las altas responsabilidades; aspectos que no me gustan de a mucho, pero que son realmente ineludibles.

En todo esto, lo bueno, es que cuando estoy ocupado al 100%, mi cerebro se ve forzado a emplear el proceso de metaenfoque a su máxima capacidad, no obstante, el efecto secundario, es que el nivel de obsesividad y compulsividad del mecanismo TOC también se incrementa. Esta lucha tiene que ser así, porque para poder reorganizar mi sinapsis se necesitan estímulos constantes y reiterativos, además reprogramar la genética cerebral es algo que exige muchísimo esfuerzo y una paciencia enorme.

He descubierto cosas increíbles en estas semanas sobre mi mismo, cosas que anulan muchas de mis creencias, diagnósticos e interpretaciones entorno a mis problemas; por ejemplo, cuando llegué a EPE, creí que tenía AMS, y después comprobé que no; luego pensé que era psicótico, y entonces descubrí el TOC.

En otro momento llegué a pensar que mis problemas sociales eran producto de vacíos emocionales y patrones disfuncionales de personalidad, pero no era así, en realidad tenía una predisposición genética (síndrome de Asperger) que me inclinaba a empatizar poco o mejor dicho "nada", y entonces pude superar la neurosis y aprender a valorar lo positivo de cada situación.

Y en las últimas semanas he comprobado que mi supuesto problema de efebofilia, no es tal cosa, del rango afectivo y emocional, sino un subproducto de los esquemas de obsesiones puras porque en mi vida no existen problemas afectivos reales sino complicaciones puramente mentales.

Respecto a las fichas, estoy observando que las temáticas tienen poca mella en mi vida, se centran en aspectos secundarios de mi realidad conflictiva, se que son una buena fuente de conocimiento, pero poco tienen que ver con alternativas de solución para mis problemas específicos de naturaleza cerebral.

Por lo tanto, y en orden, a que una persona con mi trayectoria, y que ha realizado a cabalidad las versiones de autoayuda anteriores de EPE, y que domina muy a fondo la problemática de la AMS, tiene la alternativa de escoger las fichas y temas de la autoayuda actual en orden a sus necesidades del momento; por lo cual, sólo voy a desarrollar las fichas que considere me son de utilidad, el resto de fichas las leeré, pero no responderé los cuestionarios ni atenderé los ejercicios.

Ejemplo es que en el tema 2 que estoy adelantando, no hay gran cosa que ya no conozca, ni problemas que ya no haya superado. El tema 3 correspodiente a la dimensión sexual, ya no aplica conmigo porque mis parafilias y sexopatías han sido superadas, sólo subsisten residuos cognitivos que tienen cierta vinculación con el TOC, pero que me son manejables, y prontamente solucionables.

Tema 4 referente a problemas familiares poco tienen que ver conmigo, así como reconstrucción de la masculinidad (tema 5) pues no tengo AMS ni déficit de identidad de género.

Me llamaría la atención cuestiones sobre heterosexualidad, asexualidad o conflictos con el sexo opuesto, para realizar una valoración más a fondo y poder descartar o asumir realidades afectivas en mi vida.

Posiblemente toque algunos puntos del tema 4, pero, en general he visto que ese tema se centra en las heridas de la infancia y el modelo de familia triangular de la AMS que no aplica para mí, ya veremos.

Es un poco extraño, pero siento un deseo muy insistente en darles a conocer a todos los métodos que diseñe y perfeccioné en los últimos años para superar las adicciones sexuales, y tratar el síndrome de abstinencia sexual que es el aspecto más crítico del problema, y también sobre los procedimientos para sustituir los catalizadores psicológicos y sensoriales que son responsables de la alteración del sistema nervioso en el aspecto de la generación de las endorfinas que crean el engranaje cerebral vinculado al círculo adictivo. 

El problema es que es mucha información, hay bastante variables, y sin duda que me tomará tiempo ordenar cada idea y sustentarla con pruebas clínicas, por eso, no se cuando pueda asumir ese compromiso solidario, espero que sea pronto.

Espero colgar las fichas pronto para dar por terminado el tema 2.

Eso es todo por el momento, este es un reporte de rutina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II