Síndrome de Asperger



Síndrome de Asperger






Acerca del trastorno


El síndrome de Asperger, un subconjunto de los desórdenes del espectro del autismo, fue identificado en los años 40. Antes del descubrimiento de esta condición, el término “autismo de alto funcionamiento” fue comúnmente usado. 

La incidencia de esta condición en los niños ha aumentado en los últimos años. El síndrome de Asperger es un desorden neurobiológico que puede afectar los sistemas sensoriales, el proceso visual y auditivo y el comportamiento.

Generalmente los estudiantes con el síndrome de Asperger se expresan bien y tienen un índice de inteligencia promedio o sobre promedio. Un diagnóstico del síndrome de Asperger requiere un esquema atípico de comportamientos, intereses y actividades. Este desorden neurológico afecta el conocimiento, el lenguaje, la socialización, el proceso sensorial, el proceso visual y el comportamiento. 


A menudo hay una preocupación con un solo sujeto o actividad. Los estudiantes también pueden demostrar una rigidez excesiva (resistentes a los cambios), rutinas o rituales que no funcionan, movimientos repetitivos, o una preocupación persistente con una parte de un objeto en vez del objeto entero (por ejemplo hacer girar las ruedas de un carro de juguete en lugar de “manejar” el carro).




La característica más sobresaliente de un niño con Asperger es el deterioro de las interacciones sociales, lo cual puede incluir una incapacidad de usar o entender gestos no verbales, incapacidad de desarrollar relaciones con sus
compañeros apropiadas para su edad y falta de empatía.

Muchos padres y profesionales han identificado adultos exitosos quienes posiblemente no han sido diagnosticados con Asperger porque ellos han aprendido a compensar sus diferencias y a usar sus fijaciones a su favor en la búsqueda de alcanzar metas difíciles. Para otros estudiantes las necesidades y deficiencias pueden requerir de ayuda de servicios sociales.

Los estudiantes pueden llenar los requisitos de tener una “condición relacionada,” especialmente si un examen de las habilidades funcionales como el Vineland demuestra retrasos severos en áreas sociales, de cuidado personal y de seguridad personal.





SÍNTOMAS O COMPORTAMIENTOS

• Intereses y forma de funcionamiento intelectual similar a los adultos, combinado con un déficit social y de la comunicación

• Aislamiento de sus compañeros

• Los otros estudiantes los consideran extraños

• Generalmente la memoria es absolutamente buena; pueden sobresalir en las matemáticas y las ciencias




• Manera de andar torpe o extraña

• Dificultad con actividades físicas y deportes

• Forma de comportamiento repetitivo

• Preocupaciones con uno o dos temas o actividades

• Muy sensible o poco sensible a los estímulos tales como el ruido, la luz o contacto inesperado

• Víctimas de burla y de intimidación





IMPLICACIONES EDUCACIONALES




Muchos niños con el síndrome de Asperger tienen dificultad de entender interacciones sociales, incluyendo gestos no verbales. Pueden fallar en desarrollar relaciones con sus compañeros apropiadas para su edad, o pueden ser incapaces de compartir intereses o demostrar empatía. Cuando son enfrentados por los cambios en rutina de la escuela, pueden demostrar ansiedad visible, retirarse en silencio, o explotar en un ataque de rabia.





Aunque a menudo los estudiantes con el síndrome de Asperger pueden parecer tener un vocabulario amplio, sonando a veces como los “pequeños profesores,” pueden ser muy literales y tener gran dificultad para usar lenguaje en un contexto social. A ellos les puede gustar la escuela, pero desean que los otros niños no estén allí.






  • Síndrome de Asperger en ADULTOS:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II