La relación con los demás





Miércoles, 09 de julio de 2008


FICHA 2. 10





1. TEMA DE LA FICHA: LA RELACION CON LOS DEMÁS




2. OBJETIVOS A CONSEGUIR:


a. Reconocer los sentimientos de inferioridad con respecto a tu propio sexo
b. Comprender la importancia de una actitud activa frente a las relaciones sociales
c. Reconocer las faltas de perdón y hacer un esfuerzo por perdonar como parte de la liberación del ego infantil.




3. DOCUMENTO A TRABAJAR: 


DOCUMENTO 2: 
REGLAS PRÁCTICAS PARA LA (AUTO) TERAPIA. Gerard J. M. van den Aardweg

CAPÍTULO: LA RELACION CON LOS DEMÁS
SUBCAPÍTULOS: Cambiar la propia visión de los demás y la relación con ellos
Amistad
Padres
Cambiar las relaciones con el sexo opuesto; matrimonio



4. ARTÍCULO FUNDAMENTAL A LEER PARA PROFUNDIZAR ESTE TEMA. 


a. Tipos de amistad para los que luchan con la homosexualidad, por J. Nicolosi, en:









5. PREGUNTAS A REFLEXIONAR, TRABAJAR Y RESPONDER EN EL CUADERNO DE TRABAJO EN TORNO A TODO LO LEÍDO:




a. Escribe las ideas fundamentales que has encontrado en este capítulo y haz una pequeña reflexión de cada una de ellas en relación a cómo influyen o han influido en tu vida.


  • El neurótico homosexual ve a los demás, en parte, como un “niño”. Cambiar la homosexualidad es casi imposible sin alcanzar, en definitiva, una visión más madura de los demás y una relación con ellos más adulta.

Este es el aspecto crucial de la curación de la neurosis, he procurado crecer y superar mi infantilismo en toda su extensión, estoy orgulloso de los logros alcanzados y voy a por el premio mayor.


  • El homosexual debe reconocer los sentimientos de inferioridad y de vergüenza con respecto a los otros del mismo sexo, que están implícitos en la idea de “no pertenecer”.

Estos sentimientos emergen en presencia de adolescentes, antes sentía miedo, ahora me siento más seguro de mi mismo y de mi propia capacidad.


  • Construir amistades normales, “invirtiendo” interés en el otro y no principalmente para “conseguir algo a cambio”, estimula el proceso de maduración emocional. Además, disfrutar de amistades normales con otros del mismo sexo puede estimular el crecimiento de la identificación de género; más aún, contrarresta las quejas de soledad, que pueden ser un fácil acicate para las reacciones de auto-consuelo en la fantasía homosexual.
Tuve un amigo durante muchos años, a quien consideré un confidente, esa fue una experiencia maravillosa, pues era la primera vez que le confiaba a alguien los secretos más profundos de mi vida, esa fue una de las mejores vivencias de maduración emocional que he tenido, sin embargo, me tomó mucho tiempo pasar del "ámbito de interés egocéntrico", al de "donación y verdadero aprecio". A pesar de que ya no somos tan unidos, íntimos ni confidentes, le tengo un gran aprecio y un cariño real de hermano, he procurado superar los resentimientos para no quedarme estancado en el camino.


  • Los hombres homosexuales pueden considerar a hombres mayores como si fueran sus padres ─ temer su autoridad, ser demasiado sumisos con ellos, buscar su protección, tratar de complacerlos o rebelarse interiormente ante ellos.

A los hombres mayores los veo como "iguales", no me siento intimidado y actúo con seguridad.


  • Un método de gran eficacia en la lucha para hacer que la propia relación con los padres sea normal es el perdón. A menudo, uno no puede perdonar del todo. Sin embargo, puede decidir perdonar instantáneamente en una situación concreta, por ejemplo, en el momento en que uno está pensando sobre ciertas actitudes y conductas de los propios padres. Perdonar es a veces un combate, pero normalmente proporciona alivio y remueve los bloqueos del sentimiento normal y más afectuoso hacia los propios padres.

Esta tarea la he hecho práctica en la relación con mi mamá... ya no siento el resentimiento del niño interior, me siento feliz de que ella sea mi madre y soy un hijo orgulloso.


  • Convertirse en un hombre significa ser capaz de responsabilizarse de una mujer y saberla “conducir”. Significa no dejarse dominar o ser conducido por una mujer-madre, sino, cuando es preciso, conducir a una mujer y tomar decisiones por ella.

Mi madre nunca controló mi vida, respeté su autoridad, más siempre fui muy autónomo; nunca me sentí controlado por ella o coaccionadas mis decisiones.


  • Los sentimientos heterosexuales aparecen sólo tras los sentimientos restaurados de masculinidad y feminidad. No debería tratarse de un “entrenamiento” en heterosexualidad ya que esto profundizaría en cambio la imagen interna: “tengo que demostrar mi masculinidad (o feminidad)”.

Mi meta nunca ha sido "enamorarme", ni formar familia ni procrear; siempre me han acompañado los sentimientos heterosexuales, simplemente los he ignorado por considerarlos imprácticos en mi proyecto de vida. Quiero superar mi AMS para gozar de mayor libertad interior y salud psicológica.


b. ¿Cómo te sientes con personas de tu mismo sexo?



Me siento muy a gusto en compañía de otros hombres, atesoro cada momento que comparto al lado de mis iguales de género. He notado que experimento más cariño hacia los hombres que hacia las mujeres, pero también profeso un gran afecto por el género femenino.

Tengo especial y fuerte interés por los hombres adolescentes, ellos son las personas por quienes me siento más atraído emocionalmente, cuando estoy con ellos percibo sensaciones muy intensas en mis entrañas y como cierta fascinación.

No suelo experimentar esa emocionalidad tan intensa respecto a los mayores de edad, excepto si existe de por medio un vínculo afectivo sólido, una gran amistad o mucha afinidad de intereses.

Solía erotizar a los chicos adolescentes, y todavía me pasa en ciertas circunstancias, pero no es muy usual, ya que he debilitado el interés homosexual y desexualizado la necesidad afectiva primaria; cuando me pasa, sólo se trata de una reacción inconsciente habitual activada por el estrés o la ansiedad.


c. ¿Cómo te sientes al enfrentarte a grupos de tu mismo sexo?



En grupos de adultos me siento tranquilo, al principio experimento la tensión normal que surge cuando se está en medio de desconocidos, pero luego pasa y entro en confianza ganando seguridad personal.

En grupos de adolescentes actúo con miedo y un poco inhibido al principio, a veces afloran algunos sentimientos de inferioridad respecto a la masculinidad, o percibo a los chicos como amenazas, pero después de un rato rechazo esos pensamientos neuróticos y entro en confianza, cuando he ganado seguridad paso a un estado de euforia.

Con los adolescentes adopto un pensamiento más abierto y actúo como ellos, reduzco mi nivel cultural y mi lenguaje muy inteligente, también cambio un poco mi rigor y seriedad de adulto dando paso a expresiones más juveniles y actitudes más divertidas; me gusta aprovechar mi apariencia física para facilitar la interacción, recordando siempre mis objetivos curativos y a mi niño interior.



d. ¿Qué te preocupa al integrarte en un grupo?


Ante todo busco personas con las cuales sea compatible y con las que exista posibilidad de edificar una amistad sana y verdadera. En este caso, soy muy expresivo y procuro crear un clima de confianza para que nazca la intimidad, respeto mucho las diferencias de los demás, sus convicciones y formas de pensar.

En grupos de paso y con contactos ocasionales, mantengo una posición prudente, ya no suelo ser tan desconfiado y prevenido, actúo con autenticidad y soy abierto a la amistad; no busco integrarme con personas con las que existe ninguna afinidad o que tienen formas de pensar que son inaceptables para mí, a estos individuos los trato con respeto y cortesía, y sólo discuto con ellos asuntos superficiales de mi vida personal.




e. ¿Qué haces por lograr una relación madura con tus padres? 


A mi padre no lo conozco, jamás he tenido contacto con él, él me negó antes de mi nacimiento y se desapareció; me gustaría conocerlo, pero no deseo construir un vínculo afectivo con él, por autorrespeto, jamás podría verlo como mi padre, sólo podría llegar a tratarlo como un amigo... no hay razón valedera que justifique su total abandono y rechazo, no lo odio porque no lo conozco y porque no me siento herido realmente pues nunca hemos tenido contacto; lo que hizo estuvo muy mal, pero tiene mi perdón.

Con mi madre tengo una relación muy madura, nos queremos mucho, ella me trata como el adulto que soy y me manifiesta siempre su cariño y preocupación maternal, Respeta mis decisiones, espacios y nunca trata de controlarme o imponerme su voluntad.


f. ¿De qué personas te haces dependiente afectivamente?



De ninguna persona. Alguna vez tuve cierta dependencia afectiva con un amigo virtual con quien me involucré en un nivel emocional muy profundo, pero esa actitud fue reforzada principalmente por mi TOC, por aquellas creencias falsas de culpabilidad y excesivo sentido de responsabilidad-solidaridad respecto a los problemas de los demás; también intervino mi inseguridad personal.

Otro tipo de dependencia fue la que sostuve con el Señor H., pues llegue a poner mi éxito económico en sus manos debido a que me sentía incapaz de lograr triunfar en la vida sin su ayuda.

Conozco muy bien el significado de la interdependencia y la autonomía, así que cuido de vivir mi vida y luchar por mis metas, y trabajo en equipo para obtener mejores resultados, también para contribuir en los proyectos de los demás; aunque sé muy bien que el éxito sólo me corresponde alcanzarlo a mí, y sólo yo puedo hacer realidad mis sueños. El cariño genuino no es lo mismo que el apego insano y controlador.


6. PROPUESTA DE EJERCICIOS PRÁCTICOS A REALIZAR PARA LLEVARLO A LA VIDA COTIDIANA. ESCRIBE LAS CONCLUSIONES DE ESTOS EJERCICIOS EN TU CUADERNO.


a. Si te atrae un amigo intenta negarte a las fantasías con él y míralo con sus defectos y cualidades sin idealizarlo.


No me atraen sexualmente mis amigos, la atracción intensa que siento hacia ellos es meramente emocional, es expresión de mis necesidades emocionales y cariño verdadero. 

A los adolescentes los miro con mucho interés porque son la respuesta y salida a mi conflicto afectivo, especialmente en el aspecto de la AMS; no tengo fantasías sexuales con estos hombres, tampoco padezco obsesiones homoeróticas, cuando los miro con interés erótico, el deseo sexual no es vehemente, y es sentido con desagrado y extrañeza, siempre procuro interpretarlo y observar que tensión del momento ha activado mis reacciones infantiles.


b. Relaciónate con tus iguales fijándote de no dar pie a ponerte complaciente o asumir una actitud de payaso o actitud de superioridad para ser aceptado. Muéstrate como realmente eres; si no lo tienes claro, actúa con calma y piensa antes de decir algo si realmente es lo que tú quieres y piensas o estás tratando de evitar un conflicto. A veces, por falta de práctica, es difícil decir lo que deseas y piensas de manera adecuada: Habla calmadamente y desde lo que tú piensas, sin acusaciones o interpretaciones hacia las cosas que hacen o dicen los demás. Ejemplo: "A mi me parece que eso no es correcto". Tienes que estar preparado para que los demás no están de acuerdo contigo.


Actualmente estoy libre de actitudes complacientes, nunca actué como payaso. En cuanto a los sentimientos de superioridad, estos son más producto de fantasías de autoadulación que del complejo de inferioridad y la autocompasión; es un hecho que soy mejor que muchas personas en varios aspectos, pero no por eso soy un ser superior, continúo siendo humano y no poseo una naturaleza de orden mayor, así que estoy al mismo nivel de mis hermanos.

Generalmente hiperdramatizo esas fantasías de autofelicitación, autoadmiración y carácter de grandeza. Me comporto asertivamente con todo el mundo, así que no tengo problema en expresar lo que pienso y lo que siento, salvo aquellas circunstancias en que por estrategia es mejor adoptar una actitud pasiva temporal. Procuro abstenerme de dar opiniones negativas o positivas sobre las actitudes de los demás, lo primero que busco es comprender y sólo me atengo a los hechos.


c. Si tus padres están disponibles para ti, intenta mejorar tu relación con ellos, desde una mirada de adultos. No temas cortar las manipulaciones de tu madre. Ella no dejara de quererte, pero pasarás momentos incómodos que es importante superar. Con el padre, intenta conocer sus intereses, demostrarle tu afecto aunque sea forzado y te cueste en un principio.



Sólo tengo a mi madre y ella no me manipula. Nuestra relación en mi edad adulta no está marcada por la sobreprotección o la dependencia. Cuando dejé de culparla por mis problemas y comprendí sus propias dificultades personales, llegué a amarla de una forma más expresiva, y con el perdón brindado de corazón, cesó el resentimiento inconsciente que experimenté hacia ella por varios años.

Siempre estoy dispuesto a colaborarle en todo lo que pueda, quiero ayudarla a hacer realidad sus sueños y deseo compartirle mi éxito en todo momento, también me gusta escucharla y conversar con ella cuando dispongo de tiempo, en esas charlas le comunico con frecuencia varios de mis planes.

Mi madre me trata como el adulto que soy, pero se preocupa como lo hace cualquier otra buena madre por la vida y salud de su hijo, y esa actitud la agradezco y valoro mucho.




7. REVISIÓN DE ESTA FICHA: APORTACIÓN PERSONAL A LA TERAPIA: 

a. ¿Qué añadirías o quitarías a esta ficha de trabajo para mejorar la terapia?
b. ¿Qué nuevas preguntas, lecturas, artículos,… añadirías?


Nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II