La autoimagen





Viernes, 30 de mayo de 2008




Estoy trabajando en sacar adelante los objetivos de la autodisciplina, me he vuelto más diligente en la parte de resolver la cuestión laboral y salir de ese estado de quiebra. Por sugerencia de la doctora María, estoy retomando mi antiguo trabajo de terapia conductual y prestando especial atención a la parte del ejercicio físico.


Las siguientes son las actividades fundamentales:


  • Tomar agua, abstenerme de cafeína
  • Comida sana
  • Dormir 7 horas
  • Caminata (trote) de 30 minutos en las mañana
  • Ejercicios aeróbicos en las noche durante 30 minutos
  • Ser agradecido
  • Biblioterapia durante 2 horas
  • Meditación por 30 minutos
  • Técnicas de visualización creativa antes de levantarme y acostarme
  • Asunción de un riesgo saludable cada día
  • Expresividad emocional
  • Franqueza
  • Honestidad
  • Servir, dar
  • Conexión social
  • Tiempo de recreo, esparcimiento
  • Mantener la pureza sexual
  • Controlar y resolver la excitación homosexual
  • Estudio (preparación de examenes...), trabajo (no más de 8 horas cuando consiga).



    Desde el año pasado mantengo bueno hábitos en ese sentido, me falta reforzar la parte de ejercicios aeróbicos, asunción de riesgos, conexión social, tiempo de recreo y el descanso nocturno de 7 horas.


    Esta semana tuve varias caídas seguidas en masturbación, en incluso vi porno. No había sucedido esto en mucho tiempo, por lo cual me sentí un poco impresionado. Me he sentido muy presionado últimamente, tengo que definir cosas muy transcendentales, y veo el panorama muy oscuro, las soluciones me parecen complejas y eso me asusta, ¡hay tanto en juego! 

    No puedo cambiar estas sensaciones a menos que vea algo concreto que me tranquilice, no obstante, no me encuentro desesperado emocionalmente..., la idea que me persigue es punzante, una cuestión que me pone nervioso, pero que no me derrumba. 

    Estas caídas en masturbación las he tenido en un estado de semiconciencia durante el periodo de sueño, en horas de la madrugada, en medio de muchos pensamientos sexuales. Cuando estoy lúcido puedo controlar mucho mejor mi voluntad, pero cuando estoy semidespierto o ansioso soy vulnerable.

    Decidí hacer ejercicios antes de dormir, relajarme e impartir "órdenes de sueño" con diversos fines. La masturbación y la pornografía es algo que sigue desagradándome y no me produce alguna verdadera satisfacción. Esta situación me recordó el contenido de esta ficha, la 2.7.


    Continúo en mi terapia de autoimagen, asimilando las ideas del doctor Maxwell Maltz y el contenido de su libro "psicocibernética". No hay duda que la autoimagen es la llave de oro para una vida mejor, he comprendido que el éxito está determinado por la manera en que uno se ve a si mismo.


    Algunas de las ideas fundamentales que extraje de los primeros dos capítulos fueron las siguientes:

    • La autoimagen representa el concepto de la clase de persona que somos. Ha sido creada a base de nuestras propias creencias acerca de nosotros mismos. Pero muchas de estas creencias –la mayoría de ellas- acerca de nosotros mismos, han ido tomando cuerpo inconscientemente a base de nuestras experiencias del pasado, de nuestros éxitos y de nuestros fracasos, de las humillaciones sufridas, de los triunfos alcanzados y del modo con que otras personas han reaccionado con respecto a nosotros, especialmente en la primera infancia. Con todo ello hemos formado mentalmente un "ser" (o el cuadro representativo de un ser).
    • La autoimagen es una llave de oro para obtener una vida mejor, a causa de dos descubrimientos importantísimos: todos nuestros actos, sentimientos y conducta -inclusive nuestras capacidades de todo orden- hallasen contenidas dentro de la autoimagen (1); la autoimagen puede ser cambiada, numerosos casos han demostrado que el individuo nunca es demasiado joven ni demasiado viejo para que pueda cambiar su autoimagen y por lo tanto emprender un nuevo género de vida.
    • Para vivir realmente, ello es, para hallar la vida razonablemente satisfactoria, usted debe poseer una autoimagen adecuada y realista con la que se pueda rasar su existencia. Se debe encontrar aceptable para sí mismo. Debe poseer una autoestimulación completa. Debe poseer una ser íntimo en el que pueda creer y confiar. Debe poseer un yo de que no se avergüence y un ser con el cual pueda sentirse libre para expresarse de manera creadora en vez de ocultárselo o encubrírselo. Debe poseer un Yo que corresponda a la realidad, de tal modo que usted mismo pueda conducirse eficientemente en un mundo real. Debe conocer sus fuerzas y debilidades y mostrarse honesto con usted mismo en todo lo que concierne a ello. Su autoimagen debe consistir en una aproximación razonable de su "Yo", sin tratar de que sea más o menos de lo que usted mismo es.
    • La mente subconsciente no es ninguna "mente" sino un mecanismo, un buscador de metas, un "servo-mecanismo" constituido por el cerebro y el sistema nervioso, el cual es empleado y dirigido por la mente. El último y más apropiado concepto que hemos obtenido y formado con relación a estas cuestiones consiste en que el hombre no posee dos mentes, sino sólo una, la consciente, la cual opera como una máquina automática que persigue una fin determinado. Esta máquina automática y perseguidora de fines concretos, funciona de una manera similar a como operan los "servomecanismos" electrónicos en tanto como ello concierne a los principios básicos, pero lo que resulta más maravilloso es que se manifiesta mucho más complicada que cualquier cerebro electrónico o proyectil dirigido inventado por el hombre.
    • Las metas que nuestro propio mecanismo creador se propone alcanzar consisten en las IMÁGENES MENTALES o en los CUADROS MENTALES que creamos con el uso de nuestra IMAGINACIÓN. El objetivo-imagen fundamental es nuestra autoimágen.
    • El cerebro físico y el sistema nervioso se combinan para formar un servo-mecanismo que "usted" usa y el cual opera de un modo muy semejante al de un computador electrónico y como un instrumento mecánico orientado a la consecución de diversos objetivos. Su cerebro y su sistema nervioso constituyen un mecanismo que se esfuerza por operar automáticamente para alcanzar una meta preconcebida en forma muy similar a como se lanza un torpedo o proyectil hacia determinado punto el cual ya va marcando su propia dirección hacia el mismo. Su servo-mecanismo de formación interna actúa como un "sistema de dirección", para ponerle automáticamente en el rumbo verdadero que le llevará a alcanzar fines predeterminados o a reaccionar con corrección respecto al ambiente, y también como un "cerebro electrónico" que funciona de modo automático para solucionar problemas, proporcionarle las respuestas necesarias y suministrarle ideas nuevas o "inspiraciones".
    • Los servo-mecanismos se dividen en dos tipos generales: 1) cuando el blanco, el fin o la respuesta son conocidos y el objetivo consiste en alcanzarlos o en satisfacerlos, y 2) cuando el blanco o la respuesta no son conocidos y el objetivo consiste en descubrirlos o localizarlos. El cerebro humano y el sistema nervioso operan en ambas formas.
    • El individuo de personalidad de tipo-de-frustración e infeliz no podrá crearse una nueva autoimagen mediante la pura fuerza de voluntad o adoptando una decisión arbitraria. Debe haber algunos fundamentos, alguna justificación o razón para decidir que el viejo cuadro que nos representábamos acerca de nosotros constituye un error y que nos sería más apropiada la adopción de uno nuevo. Usted no podrá adquirir una nueva autoimagen, si cuando menos no logra sentir que ésta se halle apoyada en la verdad. La experiencia ha demostrado que cuando una persona cambia de autoimagen, tiene el sentimiento de que, por una u otra razón, la "ve" o la percibe como suya propia.
    • La ciencia acaba de confirmar lo que los filósofos, los místicos y otras personas intuitivas habían manifestado ya hace mucho tiempo: todo ser humano ha sido hecho por el Creador para que pueda alcanzar el éxito. Todo ser humano tiene acceso a una fuerza mucho más grande que la que posee. Ese acceso a la fuerza de que hablamos es USTED MISMO. Como ha dicho Emerson: "No existe lo grande ni lo pequeño".
    • Si usted fue creado para obtener el éxito y la felicidad, entonces el viejo cuadro que posee acerca de sí mismo no válido para la consecución de este último estado anímico. El cuadro mental de la persona que cree poder fracasar debe constituir, pues, un gran error.


    Y el siguiente es el trabajo que corresponde a estos capítulos:


    EJERCICIO PRACTICO NUMERO UNO
    Obtenga un nuevo cuadro mental de su propia persona

    Memorice los siguientes principios básicos por lo cuales opera su mecanismo del éxito. Usted no necesita ser un ingeniero en electrónica o un físico para poder operar su propio servo-mecanismo, exactamente lo mismo que no tiene por qué conocer todo el mecanismo de un automóvil, para poder conducirlo, o hacerse ingeniero electricista, para encender o apagar la luz de su habitación. Usted necesita, sin embargo, familiarizarse con lo siguiente, puesto que, habiéndolo memorizado, le arrojará una nueva luz sobre cuanto procede ejecutar:

    • La elaboración del mecanismo del éxito debe presentársele como una meta o un blanco que tiene que alcanzar o atinar en él. Esta meta o blanco deben ser concebidos como "si ya existieran", bien en forma real o en potencia. Opera: 1) guiándole hacia una meta que ya existe o 2) "descubriéndole" algo que ya existía.

    • El mecanismo automático es teleológico, ello es, "opera" o deber ser orientado hacia "resultados finales", a verdaderas metas. No se desaliente a causa de que lo medios para alcanzarlos no se le muestren aparentes. Las funciones del mecanismo automático consisten en substituir los "medios de alcance" cuando usted substituye "la meta". Piense en términos del "resultado final" y los medios por los cuales, con cierta frecuencia, tenemos que cuidarnos de alcanzarlo.

    • No tema cometer errores o experimentar fracasos incidentales. Todos los servo-mecanismos alcanzan sus respectivas metas mediante procesos retroactivos de carga de alimentación (feed-back), que son a la vez de carácter negativo, o cometiendo errores y corrigiéndolos en su curso hacia la meta.

    • Todo buen aprendizaje de cualquier cosa tiene que ser sometido a diversas experiencias y a numerosos errores, los cuales hemos de corregir mentalmente hasta que demos con el impulso que nos ha de conducir al éxito, o bien, hasta que hayamos alcanzado la perfección en el mencionado aprendizaje. Después de ello, los ulteriores conocimientos y perfeccionamientos se irán completando mediante el paulatino olvido de los errores del pasado y el recuerdo de la respuesta o reacción adecuada a cada nueva exigencia del aprendizaje en proceso, de tal forma que éste pueda ser imitado.
    • Debe usted aprender a confiar en que su mecanismo del éxito haga el trabajo, y "no presionarlo", llegando a preocuparse demasiado o mostrándose excesivamente ansioso por si éste trabaja o no, o tratando de obligarle a ello mediante un multiplicado esfuerzo consciente. Usted debe "dejarse" que funcione en lugar de "hacerle" funcionar. Esta confianza es necesaria ya que el mecanismo de creación opera debajo del nivel de la conciencia y usted no podrá "saber" lo que está aconteciendo en la superficie. Además, su característica natural consiste en funcional espontáneamente de acuerdo con las NECESIDADES PRESENTES. Por lo tanto, usted no podrá tener ninguna garantía con respecto a los progresos que está experimentando. El mecanismo del éxito comienza a operar tan pronto como usted actúa y en tanto que se autodemanda algo con respecto a sus propios actos. Usted no debe esperar a actuar hasta no obtener prueba –debe actuar como si el mecanismo del éxito estuviera allí y empezase a operar por sí mismo. "Haga lo que quiera, y obtendrá los fuerzas necesarias para ello", solía decir Emerson.



    Tengo grandes expectativas con este trabajo de autoimagen, pues es esa concepción negativa de mi mismo, de mis capacidades y posibilidades lo que me ha causado tantas frustraciones y decepciones en la vida. ¡Todo está cambiando y cambiará mucho más!

    Aunque sigo los lineamientos de la página y la terapia, soy muy independiente en mi trabajo personal, me gustar explorar, innovar y vincular todo esquema que contribuya eficazmente a mi superación personal, tal y como he hecho con la terapia cognitiva y otras metodologías para tratar mi TOC.

    Sé que mi conocimiento y experiencia es valiosa para muchas personas y sé que contribuye en varios procesos, y eso me hace feliz, por lo cual continuaré trabajando con entrega y decisión firme.
  • Comentarios

    Entradas populares de este blog

    Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

    Características asociadas a la personalidad homosexual

    Efebofilia II