Las autocreencias





Miércoles, 30 de abril de 2008





Esta semana realicé un ejercicio muy interesante para observar la percepción que inconscientemente tengo de mí mismo. Usé una técnica llamada "ESCRITURA DE LA MANO NO DOMINANTE" que consiste en elaborar una lista de palabras que lo describan a uno, empleando para ello ambas manos y colocando especial atención a la mano que menos se utiliza, en mi caso, yo soy diestro, así que mi mano no dominante es la izquierda.


Esta técnica se emplea en terapia familiar bajo otra modalidad para explorar la personalidad del niño interior, yo la he usado para obtener una perspectiva diferente de la autoimagen. Uno simplemente escribe lo primero que le viene a la mente:

  • MANO DERECHA: Honesto, leal, perspicaz, simpático, perfeccionista, ambicioso, amable, bondadoso, responsable.
  • MANO IZQUIERDA (no dominante): Servicial, triste, rencoroso, amigable, fastidioso, meticuloso, ordenado, capaz, comprensivo, formidable, bacan.

Me sorprendieron las palabras TRISTE, RENCOROSO y FASTIDIOSO, pues nunca me he considerado así, pero mirando a fondo es verdad. 

Suelo estar triste sin percatarme de ello, por sentirme tan limitado, sólo y olvidado; lo que sucede usualmente es que niego esos sentimientos y relativizo la situación, trato de sobreponerme y no permitir que esas emociones arruinen mi buen humor y deseo de vivir. Me cuesta olvidar las decepciones y agresiones por parte de los demás, y a veces soy un poco "molestón" con las personas con las que convivo.

Ejercicios como el anterior me están permitiendo explorar mi personalidad inconsciente en niveles muy profundos.



También he identificado mis autocreencias positivas y negativas básicas:




AUTOCREENCIAS
AUTOCREENCIAS POSITIVAS
AUTOCREENCIAS NEGATIVAS
  • Soy muy inteligente y puedo aprender cualquier cosa.
  • Soy capaz de sobresalir en cualquier campo si me lo propongo.
  • Soy una persona muy valiosa, con grandes talentos y virtudes.
  • Sé amar a los demás y brindar lo mejor de mí mismo.
  • Soy creativo, perspicaz, detallista, versátil...
  • Puedo resolver problemas complejos.
  • Soy altruista y me preocupan los problemas de los demás.
  • Tengo una agradable apariencia y estoy lleno de energía vital.
  • Tengo facilidad para relacionarme con los demás y ganarme la confianza de las personas.
  • Soy menos persona por no tener dinero.
  • Debo tener dinero para tener amigos, novia y pasarla bien.
  • Siempre tengo que ganar, debo ser el mejor.
  • Tengo que hacer todas las cosas bien.
  • Los jóvenes no me aceptan porque soy diferente.
  • Soy incapaz de liderar la creación y gestión de una compañía.
  • Debo entenderlo todo.
  • Me falta talento para triunfar en la vida.
  • Mis dientes no muy blancos hacen que mi apariencia sea menos atractiva.
  • Tengo VIH, soy seropositivo.




Y cuando fui creyente y una persona muy religiosa fui atormentado por las siguientes autocreencias:

  • Dios me vigila milimétricamente, no debo ofenderlo o me iré al infierno.
  • Debo estar atento para no pecar sin darme cuenta porque si comulgo en pecado cometeré sacrilegio y me condenaré.
  • Debo tener un conocimiento muy exacto del bien y del mal, sin margen de error.

Se que mi vida sólo cambiará hasta que anule el poder descapacitante de esas autocreencias negativas, para ello estoy empleando la terapia de autoimagen y la visualización creativa.



He sacado algunas conclusiones interesantes respecto a todo lo que he aprendido sobre este tema:

  • Las personas que triunfan en la vida imaginan y fantasean acerca de la persona que más les gustaría ser... la autoimagen lee el guión, lo memoriza y actúa en consecuencia. Opera de acuerdo con sus creencias.
  • Jamás podremos llegar a lo alto si nos medimos con otros. ¡Por lo menos hay unas miles de posibilidades en contra! Si persistimos en hacerlo, terminaremos sintiéndonos de segunda categoría y deficientes. La conclusión lógica será "no valgo", "no merezco el éxito y la felicidad".
  • Los sentimientos de inferioridad no son el resultado de los hechos, sino de las propias evaluaciones de nuestras experiencias, nuestras percepciones -o creencias- personales. Y estas percepciones puede que no tengan ninguna base racional; no obstante, las tratamos como si fueran verdades inmutables y dejamos que controlen nuestras vidas.
  • La autoimagen es el objetivo interno hacia el que implacablemente somos conducidos.
  • Debemos aprender a tener éxito sin intentarlo, de forma que seamos capaces de pensar a "dónde deseamos ir" en vez de "cómo llegar hasta ahí".
  • La corrección de la autoimagen tiene que ver con "conocerse a sí mismo", reconocer los signos de aviso y ver a través de las mentiras y creencias irracionales.
  • Tener una autoimagen positiva significa:

  1. Conocerse a sí mismo y aceptar lo que se descubre
  2. Creer en su valía inherente sin importar la situación
  3. Ver su posición en el mundo de manera realista, pero con optimismo para el futuro
  4. Tener la capacidad de reconocer sus debilidades y la propensión a cambiar para mejor
  5. Reconocer su unicidad y enorgullecerse de las cosas que usted convierte en únicas
  6. Tener una sana admiración hacia sus propias habilidades y un punto de vista positivo respecto de lo que es capaz de lograr
  7. Estar dispuesto a intentar algo nuevo, sin temer al fracaso
  8. Tener el valor de poner su vida en sus manos y hacer con ella lo que quiere hacer.



  • Las técnicas de visualización para establecer los cambios se basan en ver cosas en la mente de manera subjetiva antes de que acontezcan en el mundo objetivo.
  • Para mejorar, la autoimagen, es necesario centrase más en imaginar cómo debería ser la persona que usted quiere ser, en vez de las cosas que usted cree que necesita hacer con el fin de convertirse en esa persona.



Por el momento voy a continuar adentrándome en ese estudio, voy a eliminar cada una de esas creencias irracionales y voy a aprender a creer en mí. 

A partir de esta semana comenzaré a buscar amigos por la internet que no sean gay ni bisexuales, tal y como lo hice el año pasado cuando conocí y me relacioné con V., sólo que en esta ocasión no me voy a distanciar ni voy a permitir que la relación de amistad se marchite o se vicie.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II