Libertad financiera: una necesidad real




Es madrugada aquí, pero me hace provecho escribir un diario, ayer no comenté porque estuve mirando videos por un largo rato, y después me ocupé en una interesante lectura... hoy he distribuido mejor mi tiempo, y quiero aprovechar esta ocasión para procesar un poco mejor mis pensamientos.

Menos mal pude conseguir los archivos de mi anterior blog terapéutico, fue algo así como un cuaderno de autoayuda en el que trabajé por espacio de 6 años, con un receso de 2 años debido a los problemas con el autismo y algo que se acercó mucho a lo que en psiquiatría se conoce como trastorno obsesivo-compulsivo y que en términos de autismo, a falta de otro concepto mejor, que vaya mucho más allá de un simple desorden de ansiedad, pues decidí adoptar ese concepto para definir uno de mis mayores sufrimientos mentales.

Actualmente no estoy trabajando, tuve que dejar mi último empleo, realmente no me gusta trabajar para otras personas, pero tampoco puedo permitirme la iliquidez, y pues ya soy un hombre adulto, así que mi familia no me va a mantener ni yo permitiría esa situación; entonces estoy cubriendo los gastos con los ahorros, pero éstos tarde o temprano se acabarán.

El trabajar para otras personas, y en las oficinas, hasta cierto punto me resulta bastante terapéutico, porque estoy concentrado en un solo pensamiento y porque soy forzado a centrarme en un solo objetivo, que es cumplir las metas labores y ser productivo para la compañía... pero, por otro lado, las empresas en su totalidad son explotadoras, no respetan los horarios de trabajo, los jefes son personas groseras en su mayoría y están estresadas todo el tiempo, y los salarios que pagan son bajos e injustos, entre otras cosas.

Me gusta no estar en las empresas, pero también es una oportunidad de conocer personas no autistas e intentar hacer amigos, de mi última empresa lo que más hecho de menos son a dos jóvenes de 19 años con quienes tuve buenos acercamientos y quienes me estaban simpatizando... eso fue el mejor recuerdo de esa experiencia, pero todo quedó ahí, lamentablemente, construir una amistad toma tiempo y hay que invertir recursos.

No estoy yendo a la universidad porque no deseo graduarme en lo que estuve estudiando, pienso que ya tomé los datos necesarios para aprender ese aspecto del conocimiento esencial en mis proyectos de empresa... considero que la universidad no te enseña el secreto de la riqueza, ese solo se puede descubrir desde la enseñanza de alguien financieramente exitoso, y desde el descubrimiento de la propia experiencia de vida.  Creo que volveré a cursar estudios superiores cuando pueda dedicarme de lleno a la ciencia, entonces, en ese casi no tendré problema alguno con llegar hasta el grado de postdoctorado.  Además estudiar cuesta mucho dinero, y lo primero que uno debe resolver es la cuestión de los recursos financieros para sostener los propios proyectos de vida.

Mi plan de vida es la construcción de la libertad financiera, para ello es necesaria una gran capacidad de invertir inteligentemente recursos y la construcción de una red de empresas de todo nivel.  Siento miedo porque los desafíos son altos, y es mucho lo que tengo que aprender, pero, de eso se trata la vida, de tener fe en uno mismo, y de hacer realidad los sueños porque nada es imposible, el éxito en la vida se basa en descubrir claves, en identificar pautas.

Hoy estuve mirando la película TEMPLE GRANDIN, es ésta:



¿Qué puedo decir? Es una película impresionante, muy conmovedora, realmente me gustó, Temple Grandin y yo tenemos mucho en común, aunque mi autismo nunca fue tan profundo, el de Temple tampoco es el síndrome de Kahner, pero guarda elementos más conflictivos que el mío... tampoco soy un pensador exclusivamente visual, en realidad manejo muy bien todos los demás estilos de pensamiento... puedo recordar selectivamente cualquier dato importante para mí usando cualquiera de los cinco sentidos.

Muchas de las limitaciones más severas del autismo las he ido superando con el paso de los años, lo cual es algo muy gratificante para mí.

Me siento cansado, es hora de dormir, mañana voy a registrarme en una institución para conseguir un empleo, tendré que hacerlo para ahorrar más dinero y cubrir los gastos, mientras consigo desbloquear mi mente para lanzarme en la conquista corporativa del mundo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II