Domingo, 20 de julio de 2014

Esta ha sido una semana particularmente intensa, no sólo por el combate que mantengo contra mis pasiones y mi adicción al porno, y la batalla contra la AMS, sino porque en general el desanimo y la apatía son los factores más complicados con los que tengo que luchar en este momento.

Es decir, que el bache a superar tiene mucho que ver con la motivación, con constituir un sistema firme en disciplina, y también la realización de los grandes sacrificios siguiendo aquel dicho que dice: "para lograr cosas grandes en la vida tienes que hacer grandes sacrificios, tienes que sacrificar algo grande para poder conseguir otra cosa más grande", así que el éxito en la vida tiene que mucho que ver con la capacidad de sacrificio y renuncia.

Otro tema complicado tiene que ver con mi trabajo; hace un poco más de 4 meses llegó un muchacho de 22 años, somos pocos los hombres en el departamento de la organización con la que trabajo, así que vincular a otros hombres es una novedad. La cuestión es que este muchacho me pareció un poco sospechoso desde que lo vi, y supuse que tenía AMS, al igual que yo...  y con el paso de los días y semanas comprendí que estaba en lo cierto.

Al principio es fácil identificar a otro hombre con AMS por las miradas, por el interés que le despiertan otros hombres, y por supuesto si existe esa reciprocidad en las miradas que muchas veces es algo inocente, simple curiosidad de niños traviesos, y otras muchas, ya son miradas morbosas con alto contenido de deseo sexual o curiosidad sexual...  pienso que todas las personas con AMS sabemos eso.

Yo mantuve mis sospechas sin confirmación, y para no seguir el juego opté por nunca mirarle salvo las veces que era necesario hacerlo por cortesía o porque teníamos que hablar por cosas de trabajo, y así me he mantenido hasta el día de hoy.

En algunos momentos escuché extractos su historia psicológica relatada por el mismo a otros... y pues, identifiqué factores comunes en toda las personas con AMS, luego algo de la relación con la madre de su hijo, pues tiene un niño pequeño, aunque no vive con él porque la madre del niño fue su mejor amiga antes, y de alguna manera se enredaron en algo sexual, tal vez para calmar sospechas de su propia homosexualidad o bisexualidad, o tan sólo por experimentar el rol heterosexual en actos sexuales.

¿Qué me hace sospechar de su orientación sexual? aparte de los detalles de su historia psicológica, están sus ojos y el tono de su voz que reflejan que es alguien que ha tenido experiencias sexuales con hombres, ese rasgo distintivo o esa huella que deja ese pecado en el cuerpo de todos los que practican la sodomía (sexo anal) es universal en todos los hombres gay y bisexuales que he conocido hasta la fecha... y es que esto es algo que forma parte del castigo que conlleva este pecado, algo que en la biblia ha sido destacado varias  veces.  También está el detalle del tono de voz tan bajo que emplea cuando lo llaman al celular, o el lenguaje que utiliza cuando contesta alguna llamada que si fuera dirigido a alguna chica sería considerado muy grosero y falto de total caballerosidad y romanticismo...  igual están sus salidas misteriosas al mediodía, a veces le recogen en motocicleta aunque nunca he visto quién lo hace, pero sospecho que se trata de un hombre.  

Quiero aclarar que él no parece afeminado, y que lo único raro es una tendencia excesiva a la metrosexualidad, algo que casi siempre está asociado con la homosexualidad, pero que tampoco se podría universalizar, y pues en ese sentido es difícil ver algo sospechoso, y no sé si su gusto por los tonos pasteles (rosado, celeste..), la depilación de sus cejas, el usar siempre la camisa por dentro del pantalón, y el emplear prendas algo ajustadas al cuerpo podrían aplicarse a la personalidad homosexual.

Pero si pasó algo que me dejó con la casi confirmación de su homosexualidad, y fue que cierto día que teníamos que recoger la dotación de la empresa, fue al lugar acompañado de un hombre mayor, como de más de 40 años, bastante elegante y aparentemente adinerado, y pues es fácil suponer que le acompañó a recoger las bolsas con las prendas y para llevarlas en algún automóvil propio; ya que el muchacho, vive en una zona muy pobre de mi ciudad y no tiene un vehículo propio para trasportarse; así que les miré con detalle aquel día, y no vi rasgos genéticos entre el uno y el otro, y por lo que sé, el padre del chico lo abandonó a él, a su madre y a sus hermanos tiempo atrás, e igualmente el hermano mayor creo que no pasa de los 26 años.

Aquel día, concluí que ese hombre que le acompañaba era con bastante probabilidad su pareja actual, o alguno de sus amantes, incluso, después que me vieron desaparecieron sin despedirse y sin dejar rastro; y al día siguiente noté que intentaba sacarme alguna opinión de lo que yo había visto o sospechado.

Ese fue como el punto álgido de mis sospechas, y está el detalle que siempre lo he visto muy interesado en mí, siempre intenta hablarme o me llama por alguna nimiedad, e intenta coincidir conmigo en los lugares comunes como la cafetería, la cocina, el lobby, en donde me habla brevemente.  Ya en esta última semana, cuando me ve, he notado que se me pega mucho, o que se me acerca y me pega el cuerpo, o me pone una mano en el hombre, o me empuja al pasar...

También he visto que algún tipo de cuchiceo en la oficina sobre algún tema que sospecho se trata de su orientación sexual, y porque todas las mujeres de la oficina, en especial las que fueron más cercanas a él, al principio cuando llegó, no le hablan ni le hacen ningún chiste de insinuación sexual o romanticismo... cosa que si hacen con el resto de los hombres... y al pregunta es: ¿por qué motivo a él lo dejaron de lado?

Yo creo que él le confesó su orientación sexual a dos de las mujeres de la oficina, porque estoy casi seguro que le ha pedido a una de ellas que esté atenta a lo que yo hago respecto a él, o si le miro o cosas así..

La cuestión en todo esto es que me siento muy incómodo teniendo todos los días y tan cerca a una persona con AMS que practica la homosexualidad y vive en ese estilo de vida... también estoy seguro que no estoy paranoico, veo signos muy claros de mis sospechas, y ya son muchas cosas como para pensar que sólo se trata de mi imaginación neurótica... incluso, ya hace mucho tiempo dejé por completo de intentar identificar si un hombre tenía AMS o no, y funcionó.  Me estoy sintiendo acosado, y a la vez, siento que esta persona me hace sentir débil de alguna manera que no comprendo... no tentado porque no hay forma que yo me involucre con una persona gay, esa etapa ya la superé con éxito, es más bien, que la presencia de ese sujeto es un factor desmotivante y algo deprimente... siempre he sentido alegría de encontrar a otras personas con AMS que estén en mi misma lucha por salir de la homosexualidad completamente.

Por ahora, sólo me resta distanciarme emocionalmente de este muchacho, dejar de sentirme agobiado por la empatía que genera el hecho de tener cerca a otra persona con AMS; y pues, centrarme exclusivamente en mi vida, en salir adelante, y en lograr mis metas; y pues seré amable y cortés con él siempre, sin jamás rechazarle a menos que me haga alguna proposición indebida, y si puedo ayudarle en algo a cambiar de vida.

Por lo pronto seguiré luchando por ser feliz y por alcanzar las metas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II