Actualidad





Finalmente terminé de colgar las entradas más importantes de mi viejo diario terapéutico, hace un mes que no escribo en este blog, el motivo ha sido la pereza, sé que me gusta escribir, pero tampoco tengo afición desenfrenada por las letras, yo prefiero leer un buen libro, comics, ver series americanas o ir al cine, si hablamos de mis principales pasatiempos.

Me encuentro laborando en este momento, vinculado con una de las empresas más grandes de mi país, en un buen cargo, si hablamos de calidad, pero a la vez es un trabajo de gran responsabilidad y proactividad.  En realidad, me asusta la idea de habituarme al rol de empleado y perder de vista el proyecto de conquistar la libertad financiera, pero, por ahora, es necesario que continúe en este trabajo mientras consigo una mayor estabilidad y aprendo lo necesario para entrar al juego del capitalismo.

Les cuento que conquisté el objetivo más importante de mi vida de aquel entonces: VENCER EL Trastorno Obsesivo Compulsivo, padecimiento mental que me atormentó por 20 años, y que me tomó 5 años resolver, un verdadero desafío, y un problema de enorme complejidad, se que recuerdan por mis escritos lo mucho que sufría, y todo lo que hice llegando al nivel de lo imposible para lograr escapar de esa prisión mental...   pues, finalmente, y con alegría he logrado modificar mi cerebro y romper los barrotes de la prisión; así que en la actualidad soy una nueva persona, alguien que desea continuar superándose, alguien que desea seguir transitando ese camino de superación personal, y alguien dispuesto a recuperar todo lo que perdí en la vida a causa del TOC, aún me falta resolver muchas de las consecuencias negativas que el TOC dejó en mi vida, por lo cual, el camino de mi trabajo para ser una persona realizada está lejos de terminar, al contrario, creo que apenas comienza.

¿Cómo vencí el TOC? básicamente me olvidé de él. y de esa forma perdió su poder, y él fue a parar a la prisión en la que yo estuve, de la que nunca volverá a salir; pero, como ya lo dije, fue un proceso de 5 años, de técnica tras técnica, de experimentos, ensayos, y probar de todo, me sirvieron mucho los principios del metaenfoque basados en la estimulación neurconductual para reconfigurar el cerebro y generar nuevos engramas, nuevas respuestas biológicas.

Soy una persona más madura, en todo sentido, y con ello, también poseo una mayor y mejor comprensión de todas las realidades de mi vida.  Ya no estoy seguro de tener síndrome de Asperger, posiblemente nací autista, pero, con los años, y tal vez sin percatarme de ello, logré revertir los efectos negativos más sobresalientes e incapacitantes de esa condición

Otra cuestión importante es que comprendí que efectivamente tengo una forma de AMS poco común, es decir, todo ese asunto en realidad era una obsesión, como también lo fue el tema de la efebofilia, y mi interés casi exclusivo por los adolescentes en los años pasados...   pero, en el fondo, más allá de una obsesión siempre ha persistido una realidad afectiva, y un problema homoemocional que comparto de igual manera con los demás compañeros de EPEo cualquier otro que busqué resolver la Atracción hacia el Mismo Sexo.  Es cierto que mi AMS es atípica, por lo cual los elementos clásicos de desarrollo son poco comunes y no todas las necesidades homoemocionales y  heteroemocionales se manifiestan de la misma manera en mí.

Una prueba sencilla de que mi instinto heterosexual se encuentra bloqueado es mi ausencia de sentimientos sexuales o emocionales hacia las mujeres, lo que no significa que de vez en cuando experimente algunos chispazos de atracción hacia ellas, por lo que generalmente mi instinto se manifiesta con una tendencia homosexual involuntaria y egodistónica.   Estoy consciente que todos los seres humanos somos heterosexuales, y que por diversos factores, la fluidez del instinto sexual cuya naturaleza es biologicamente hetero, se puede ver obstruida-bloqueada, y como no es posible anular su presencia, se manifiesta entonces de formas díscolas como la atracción homosexual o los fenómenos del terreno de las parafilias; pero ciertamente, si se consigue identificar el bloqueo, entonces es totalmente viable removerlo, lo cual permite que la fluidez natural del instinto a nivel cerebral continúe su curso y se manifiesta en conformidad con la programación primaria de índole genética.

Ya está confirmado que tengo AMS, que me siento atraído por adolescentes (efebofilia) y algunos hombres jóvenes, que la atracción sexual es de naturaleza homosexual, que tengo bloqueado el instinto sexual, que carezco de atracciones heterosexuales, y que no poseo déficit de identidad de género ni conflictos con la masculinidad.  Mi AMS está relacionada más hacia un conflicto de estancamiento del desarrollo psicosexual en la adolescencia, y un congelamiento en la fase de transición erótica...  y todo potenciado por un rechazo absoluto  hacia la heterosexualidad y el mundo femenino.

La AMS solo puede ser superada en dos fases, la primera tiene que ver con desbloquear el instinto, con remover la traslocación que ha sufrido el mismo por efecto de los eventos que la generaron, lo que significa que el conflicto homoemocional ha de ser resuelto ante todo, y en ese punto se necesita la resolución de los traumas, el cubrimiento de los vacíos afectivos y la satisfacción de las necesidades emocionales que tienen que ver con la masculinidad y los procesos de desarrollo psicosexual inherentes.  Y la segunda fase es la reactivación de la heterosexualidad, en el que las mujeres tienen su principal actuación y participación.  La superación de la AMS es un arduo trabajo de terapia reparativa psicodinámica.

Todo este tiempo he intentado acercarme mucho a la ge
nte, hacer amigos y los demás detalles que se pueden intuir, en un primer momento por el movimiento esencial de hacer amigos que es una necesidad universal, seguido de la motivación fundamental de resolver mi AMS.  

Mi tipo de AMS, y mis necesidades emocionales son bastante particulares, no requiero de un amor paternal sino de un amor de amistad, y tampoco necesito reparar mi sentido de la masculinidad a través de otros varones debido a que ese proceso lo complete con éxito en lo que se refiere a una correcta identificación de género y de roles en un nivel emocional muy profundo...  en lo que fallé fue en completar los ritos de iniciación masculina dela adolescencia, nunca gocé de la pertenencia al grupo ni del compartir de intereses y de las actividades propias de esos ritos, y he ahí el origen de la efebofilia que es una tapadera disfrazada de esos procesos de desarrollo psicosexual incompletos.

Una psicóloga amiga me aseguró que no tengo Síndrome de Asperger ni otra condición del espectro autista basada en dos realidades fundamentales, pero es bastante posible que de niño y por nacimiento haya tenido una condición de esas, pero que con el paso de los años la logré manejar y superar en los aspectos más conflictivos sin percatarme de ello, de cualquier manera, en el presente, ella está casi segura que padezco una fobia social, y tiene mucha razón en eso porque mi sintomatología se ajusta a ese cuadro.  Las dos razones por las que ella cree que no tengo síndrome de asperger son:
  • No poseo una mente desestructurada, muy notoria en las personas autistas que no son capaces de coordinar sus pensamientos y sentimientos, ni se caracterizan por la sistematicidad ni la organización de las ideas; yo al contrario, soy una mente superorganizada, con estructuras mentales complejas y tremendamente sistemáticas.
  • Puedo entender el mundo emocional, puedo leer las emociones de otras personas, y puedo fácilmente recrear los estados emocionales ajenos en mí mismo adoptando el estilo de pensamiento de los demás.

Yo sigo siendo asexual en cuanto a no sentir interés alguno en practicar actividades sexuales solo o acompañado, y por ello, la asexualidad solo existe de esa forma, que es algo muy parecido a un estado de castidad...  pero en la cuestión de carecer de atracciones eróticas, eso no existe, el instinto sexual no puede anularse, simplemente se bloquea  o se reprograma.

Aún continúo con  a mi toque científico, como antes, y abierto al 100% a conocer la verdad de todo.

Estoy intentando volver a EPE porque deseo continuar mi itinerario en donde lo dejé, y acompañar a la comunidad en este interesante viaje de vida, esta vez no deseo marcharme hasta tanto haya madurado mi heterosexualidad y haya superado al 100% mi AMS.

Creo que madurar mi heterosexualidad será un gran reto en mi vida, y me gustaría mucho contar con apoyo.


Pienso que soy una persona que tiene mucho que aportar, y me gustaría poner a disposición de la causa mis habilidades.  Otro punto importante es que la AMS no se puede resolver en soledad, requieres de mucho apoyo, de amigos, y de compañía idónea...  incluso, ese ambiente afecta muy positivamente mi cerebro autista, son estímulos que tocan profundamente su estructura, es correcto que resolví y superé el TOC por mi cuenta, sin ayuda, pues ese tipo de problemas tan esencialmente mentales solo se pueden solucionar de esa manera, pero todo lo que es de índole afectiva necesariamente involucra a las demás personas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Historias de personas homosexuales: TOM - UN HOMBRE CASADO

Características asociadas a la personalidad homosexual

Efebofilia II